• Madrid, España |
  • |
  • |
  • AFP

Los socialistas españoles se mostraron este sábado "convencidos" de que lograrán un acuerdo con la izquierda radical de Podemos para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez la semana próxima y gobernar juntos el país.

"Estamos convencidos de que vamos a alcanzar un acuerdo", declaró Adriana Lastra, vicesecretaria general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), desde Oviedo (norte).

Los socialistas, ganadores de las legislativas del 28 de abril sin mayoría absoluta, siguen negociando el indispensable apoyo de Podemos para que Pedro Sánchez sea investido.

El objetivo es formar un gobierno de coalición entre las dos fuerzas. Una perspectiva que se allanó el viernes cuando el líder de Podemos, Pablo Iglesias, renunció a formar parte de ese ejecutivo, al día siguiente de ser vetado por Pedro Sánchez, quien alegó "desavenencias muy importantes" en cuestiones como la crisis catalana.

Desde el gobierno socialista, en funciones tras las elecciones, apuntan que "el objetivo es que la investidura salga en julio", y no haya que esperar al tope fijado por ley, el 23 de septiembre.

"Es ahora cuando hace falta gobierno, no en agosto ni en septiembre", indicó a AFP una fuente del ejecutivo.

Desde Podemos indicaron a su vez que esperan a que el PSOE mueva ficha.

Pablo Iglesias, líder de Podemos. Archivo/END

En cualquier caso parece alejarse claramente el riesgo de una repetición electoral, que en caso de bloqueo persistente y según los plazos legales caería el 10 de noviembre.

Un calendario apretado

El tiempo apremia ya que el lunes se abre el debate de investidura, que prevé dos votaciones: una el martes, en la que necesita una mayoría absoluta de 176 de los 350 escaños, y una segunda el jueves, en la que le basta aunar más síes que noes, y donde las abstenciones cuentan a su favor.

"Quedan todavía 48 horas para que empiece el debate de investidura; tenemos que hablar de muchas cosas", primero del programa del próximo ejecutivo y luego "de la participación de Unidas Podemos en el gobierno", añadió Lastra.

"Ahora yo estoy convencida de que va a haber acuerdo, el partido lo está, y es en lo que vamos a trabajar en las próximas horas", con "el objetivo de que este país la semana que viene tenga un gobierno a pleno rendimiento", dijo.

Al dar un paso al lado, Iglesias puso como condición que "no puede haber más vetos" y que los nombres de ministros los propondrá Podemos. El PSOE replicó que Pedro Sánchez "escuchará las propuestas y decidirá el equipo".

Entre los nombres que suenan como posibles ministros de Podemos figura Irene Montero, número dos del partido y pareja de Iglesias, y Pablo Echenique.

PSOE y Podemos suman en la cámara baja 165 diputados (123+42). En la investidura podrían sumar entre otros los 6 del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y los 15 de los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. AFP/END

Esta última formación explicó que condiciona su apoyo a que haya pacto entre PSOE y Podemos. "Tenemos que tener algo delante que por ahora no tenemos (...) Pedimos responsabilidad a todos y que hagan el favor de negociar", declaró Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados.

La otra mayoría posible para Sánchez era con el partido liberal Ciudadanos, con el que habría sumado una mayoría absoluta de 180 escaños.

Sin embargo, estos se han negado en redondo, porque quieren tratar de encabezar la oposición de centro-derecha, tras el descalabro en las legislativas de la fuerza histórica del conservadurismo español, el Partido Popular.

"Ciudadanos no puede blanquear ni puede participar en todo lo que está pasando", reiteró este sábado la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas. "No se pelean por las medidas" a aplicar, sino que "se están peleando por el sillón", criticó refiriéndose a Sánchez e Iglesias.