• Varsovia, Polonia |
  • |
  • |
  • AFP

Un desfile del orgullo gay organizada por primera vez en Bialystok, gran ciudad del este de Polonia, fue atacada el sábado por ultranacionalistas, en un contexto homofóbico a medida que se acercan las legislativas del otoño.

Unas quince personas fueron detenidas, según la policía.

Marcha del orgullo gay en Polonia. AFP/END

En un momento en este país católico de gran campaña contra "la ideología LGBT" -uno de los temas principales de las próximas legislativas-, unos 800 participantes, según la policía, cruzaron el centro de Bialystok por primera vez en la historia, rodeados de numerosos miembros de las fuerzas del orden.

Los manifestantes esgrimían banderas con los colores del arcoíris y banderines que decían "El amor no es un pecado" o "Igualdad de los sexos".

Grupos de hinchas de futbol provenientes de todo el país detuvieron la marcha en varias ocasiones, lo que forzó a la policía a intervenir.

La marcha fue muy criticada por los medios católicos y nacionalistas. AFP/END

Según testigos, algunos "hooligans" llevaban camisetas con símbolos ultranacionalistas y otros gritaban "¡No a la sodomía en Bialystok!".

Los "hooligans" se lanzaron contra los manifestantes y los policías con petardos, piedras y botellas, según un portavoz de la policía.

La marcha fue muy criticada por los medios católicos y nacionalistas, que organizaron unas cuarenta contramanifestaciones en Bialystok, entre ellas un picnic familiar por iniciativa del prefecto de la región, miembro del partido conservador Derecho y Justica (PiS) en el poder.

Las últimas encuestas sugieren que el PiS podría conservar el poder tras las elecciones de octubre.