• |
  • |
  • Edición Web

Siete caminantes venezolanos, que comenzaron su travesía en Doral (Florida), el 6 de junio, finalizarán su recorrido el domingo 21 de julio, frente a la piscina reflectiva del Congreso de los Estados Unidos.

Miguel Galindo, Matthew Burwick, Ruy De Abreu, Jhosep Rojas, Frederick Cruz, Deborah Medina-Paolini y Ciro Medina, denominados los caminantes venezolanos de 'Doral2DC4Ve' han transitando autopistas, avenidas y calles, por 45 días, y esperan ser recibidos el domingo por la comunidad en DC.

La segunda etapa de los caminantes consistirá en la entrega de un mensaje a todos los senadores federales, solicitando su apoyo para aprobar el proyecto de ley bipartidista para el Alivio de la Emergencia, la Asistencia a la Democracia y el Desarrollo en Venezuela (S-1025 - VERDAD Act, por sus siglas en inglés).

Matthew Burwick, uno de los caminantes, le dijo a la Voz de América que la idea que inició en Florida, con Miguel, tras participar en un foro en la que "como venezolano tiene una inquietud enorme por producir un llamado da atención muy fuerte a las autoridades venezolanas" fue creciendo y evolucionando.

La idea "se va alimentando de la experiencia vida de hacer el contacto directo (con los compatriotas), sentándose con personas a comer, a conversar, en la sombra a descansar", añade, en entrevista a la VOA.

"El mensaje originalmente es un grito desesperado pro ser protegidos, para que nos defiendan porque los ciudadanos perdimos esa necesidad (...) Lo que cambia durante el camino es la comprensión de cómo ese mensaje, en efecto, puede tener resultado ese y no solo es una petición de que necesitamos ayuda sino de qué se trata esa ayuda, qué protocolos lo regulan, cuáles son los términos correctos de casa cosa", explica el caminante.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. AFP/END

Burwick afirma que aunque se tiene mucha información sobre Venezuela, "cuando se tiene la oportunidad de dialogar con una persona y conocer su historia" hace que madure el mensaje a lo largo del camino.

Añadió que, además, durante el recorrido han sido respetados; incluso, recuerda cuando caminaron por una autopista prohibida y la respuesta de las autoridades fue llevarlos a un lugar donde podrían seguir su camino y, además, informó a las autoridades de la zona sobre lo que se estaba haciendo para apoyarlos.

Burwick enfatiza en que la caminata tiene una misión por dos países: Estados Unidos y Venezuela.

Segunda etapa

Ciro Medina le dijo a la Voz de América que quiere transmitirle a todos los venezolanos "que la unión hace la fuerza (...) Queremos que nos unamos todos como una sociedad civil organizada".

Dentro de las expectativas, señala que quieren informar sobre la iniciativa de "unos venezolanos, que con distintas forma de pensar, pero con el mismo objetivo, se unieron, llegaron a un tiempo y vamos a hacer una gran cantidad de solicitudes destinadas y dirigidas a la libertad y el cese de la usurpación en Venezuela".

Por ahora, afirman que serán recibidos por una comunidad en Washington, donde harán un discurso y darán una rueda de prensa y que, en los próximos días, trabajarán junto esta comunidad de activistas para organizar encuentro, no solo con venezolanos, sino legisladores para que escuchen su experiencia y propuestas.

La travesía

Desde el 6 de junio, el exiliado Miguel Galindo, inició una caminata de dos mil kilómetros (unas mil 100 millas) con el objetivo de rendir un homenaje a los compatriotas que han salido de Venezuela por la crisis que enfrenta el país.

La segunda etapa de los caminantes consistirá en la entrega de un mensaje a todos los senadores federales. Imagen referencial. Archivo/END

Una semana después, el 13 de junio, Matthew Burwick emprendió un viaje al sur para conseguirse con Miguel en Florida. Burwick fue el precursor de la manifestación permanente de venezolanos frente a la Embajada de Venezuela en DC entre el 30 de abril y el 16 de mayo de 2019, en protesta por la toma de la sede consular por parte de grupos estadounidenses pro-Maduro como Code Pink, Answer Coalition y Popular Resistance.

Días después se unieron Ruy De Abreu y Jhosep Rojas, quienes recorrieron Carolina del Norte y Carolina del Sur, generando conciencia sobre la situación que atraviesa Venezuela.

Tras el conocimiento de este movimiento de personas, Frederick Rojas quien viajó desde San Francisco, siguiendo el avance del recorrido y, finalmente, en Virginia, Deborah Medina-Paolini y Ciro Medina, también se unieron.