• Roma, Italia |
  • |
  • |
  • AFP

Francia y Alemania no pueden decidir las políticas migratorias de la Unión Europea (UE) "ignorando las demandas de los países más expuestos", como Italia y Malta, dijo el ministro italiano del Interior Matteo Salvini en una carta a su homólogo francés Christophe Castaner.

"Basta de las decisiones tomadas solamente en París y Berlín. Italia ya no está dispuesta a aceptar a todos los inmigrantes que llegan a Europa", declaró el ministro de extrema derecha en un mensaje en Faceboook que acompaña la carta dirigida a Castaner.

"Francia y Alemania no pueden decidir las políticas migratorias ignorando las demandas de los países más expuestos, como nosotros y Malta", agrega Salvini, al referirse a esta cuestión que divide a los miembros de la Unión Europea.

Matteo Salvini, ministro italiano. AFP/END.

Reunidos el jueves en Helsinki, los ministros del Interior de la UE no lograron ponerse de acuerdo sobre un "mecanismo de solidaridad" que resuelva la cuestión de los barcos con migrantes rescatados en el Mediterráneo central varados en aguas internacionales ya que no son autorizados a desembarcar en territorio europeo.

En su carta a Castaner, Salvini asegura haber observado en Helsinki "posiciones muy cercanas a la manifestada por Italia, en particular sobre el firme compromiso de una política migratoria tendiente a defender las fronteras externas de la UE y del espacio Schengen".

"En efecto, muchos colegas apoyaron la necesidad de revisar las reglas del 'search and rescue' [búsqueda y rescate] para impedir los abusos que apuntan a favorecer una inmigración ilegal y no controlada, como se indica en el documento que preparamos con Malta".

Durante la reunión, Italia y Malta presentaron un texto que propone el desembarco y la creación de centros de acogida temporal e identificación de migrantes ('hotspots') en los países limítrofes a los países de partida.

Este documento debe servir de punto de partida para "cualquier nueva discusión", afirma Salvini, antes de una nueva reunión de ministros que tendrá lugar el lunes en París.