• españa |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las autoridades españolas investigan la muerte de Juan Carlos Márquez, exdirectivo de la petrolera venezolana PDVSA durante la gestión de Hugo Chávez, quien fue encontrado sin vida este lunes 22 de julio a pocas horas de declarar en un juicio por corrupción en España.

Márquez colaboraba con la justicia en el juicio de blanqueo de Raúl Morodo, exembajador de España en Venezuela, según informaron varios medios españoles.

La justicia española investiga el cobro de 4.5 millones de euros de PDVSA por parte de Morodo y un hijo suyo, mediante contratos falsos de asesoría legal, suscritos con la petrolera entre 2008 y 2013, cuando el español ya no era embajador en Venezuela.

Según medios locales la Audiencia Nacional de España (tribunal) pidió confirmar la causa de su fallecimiento, ya que su cuerpo fue encontrado sin vida con signos de un posible suicidio.

El diario El País informó que Márquez “había sido detenido el pasado jueves en el aeropuerto de Madrid tras aterrizar en un avión procedente de Estados Unidos. La policía lo detuvo y los agentes lo llevaron al día siguiente ante el juez, que le tomó declaración y lo dejó en libertad con cargos”.

El medio indica que el exfuncionario de Pdvsa negó haber cobrado comisiones en el caso Morodo y señaló que su cargo como secretario de Entes Corporativos de PDVSA era simbólico y había actuado bajo órdenes de superiores.

“Otras fuentes de la investigación señalan que Márquez, aunque negó su implicación en los hechos, se mostró partidario de colaborar en las pesquisas que desarrollan la fiscal anticorrupción Ana Cuenca y el juez Santiago Pedraz”, revela el diario.