• Lisboa, Portugal |
  • |
  • |
  • AFP

Los bomberos anunciaron este martes que lograron controlar el incendio que arrasó miles de hectáreas de bosque en cuatro días en el centro de Portugal, la misma zona donde otro incendio dejó más de un centenar de muertos hace dos años.

"El incendio está delimitado. Entró en la fase de resolución", declaró el comandante Luis Belo Costa, portavoz de los servicios de protección civil, durante una conferencia de prensa.

"Es posible que se reanude en algún lugar, pero es normal", advirtió. El viento no será "tan violento como la víspera", cuando el fuego se había reavivado a finales de la tarde.

Belo Costa indicó que más de 1,100 bomberos seguirán movilizados en la zona para terminar la operación.

El fuego inició el sábado por la tarde en la región de Castelo Branco, 200 km al norte de Lisboa, y arrasaron unas 7,000 hectáreas, según el sistema europeo de información sobre los incendios forestales.

Pobladores consultados se quejaron de que fueron dejados a su suerte frente a los incendios, cuyo origen podría ser criminal según sospechan las autoridades.

AFP/END.

"No tenemos medios infinitos", sostuvo Belo Costa, señalando que otros fuegos menos importantes se declararon simultáneamente en otras regiones. "Hacemos lo mejor que podemos", afirmó.

Este fuego trajo a la memoria de los portugueses los pavorosos incendios de junio y octubre de 2017 en el centro del país, que causaron la muerte de 114 personas en total.