• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • AFP

El opositor al Kremlin Alexéi Navalni fue condenado a 30 días de prisión este miércoles por llamamiento a manifestar, en plena aumento de la protesta por la exclusión de candidatos de la oposición para las elecciones locales previstas a principios de septiembre en Rusia.

El domingo se produjo una concentración de un alcance inédito desde hacía varios años. La víspera, la oposición, con Navalni a la cabeza, reiteró un llamado a manifestar delante del ayuntamiento de la capital rusa, lo que incrementó la tensión de cara a estas elecciones que se anuncian difíciles para los candidatos pro-Kremlin.

En un video publicado en su cuenta de Instagram, el activista anticorrupción afirmó que lo detuvieron cuando salía de casa para correr. "La gente tiene razón cuando dice que el deporte no siempre es bueno para la salud", ironizó Navalni.

El líder de la oposición rusa, Alexéi Navalni, abandona el tribunal luego de ser condenado a 30 días de cárcel. AFP/END.Por la noche, el opositor fue condenado a 30 días de prisión, la pena máxima, por un tribunal de Moscú que lo halló culpable de "infracción reiterada de las reglas de organización de las manifestaciones".

"30 días de detención. Esto es lo que quiere decir: salgan a la calle el sábado. De todo modos, hasta que no tengamos derecho al voto, estamos todos en prisión", reaccionó Navalni en Twitter.

Navalni, que también fue inhabilitado para las elecciones locales, organizó en los últimos años unas importantes manifestaciones contra el presidente ruso, Vladimir Putin, por lo que fue detenido en varias ocasiones.

La última vez se remonta a principios de julio. El activista pasó diez días arrestado por haber participado, a mediados de junio, en una manifestación de apoyo al periodista Ivan Golunov, acusado de tráfico de drogas y posteriormente absuelto, tras una movilización sin precedentes de la sociedad civil.

Inédita manifestación

El domingo, 22,000 manifestantes, según la oposición, se congregaron para protestar contra la medida gubernamental, una concentración inédita desde las protestas de 2012 y 2011 contra la vuelta a la presidencia de Putin.

La popularidad del mandatario ruso, excepcionalmente alta tras la anexión de Crimea, cayó desde su reelección para un cuarto mandato el año pasado.

Las autoridades justificaron la exclusión de candidatos aduciendo irregularidades en la recogida de las firmas necesarias para poder presentarse.

Los candidatos excluidos, entre ellos Navalni, denuncian que las supuestas irregularidades fueron amañadas por las autoridades. Han instado a sus simpatizantes a congregarse este sábado frente a la alcaldía de Moscú, una concentración que tampoco fue autorizada.

Según la ley, para poder participar en la elección, los candidatos independientes deben presentar la firma de al menos 3% del padrón electoral del distrito en el cual aspiran a ser elegidos, lo que representa entre 4,500 y 5,000 personas.

Moscú está dividido en 45 distritos.

La oposición, a la que se impidió participar en la elección presidencial, esperaba hacer elegir representantes en Moscú para controlar la gestión del importante presupuesto de la capital rusa.

Otras grandes ciudades, como San Petersbourgo, también rechazaron las candidaturas de opositores. Allí se convocó una manifestación para este miércoles por la noche.