• Ciudad de México, México |
  • |
  • |
  • AFP

Dos israelíes que presuntamente estarían ligados a bandas criminales internacionales fueron asesinados a balazos en una exclusiva plaza comercial de Ciudad de México, en lo que presuntamente fue un ajuste de cuentas "con la mafia israelí", informó este jueves la fiscalía local.

La tarde del miércoles se desencadenó una balacera cuando dos hombres, uno de ellos con un arma larga, dispararon al aire en numerosos ocasiones y contra patrullas de la policía, al exterior de un concurrido restaurante y minutos después, dentro del establecimiento, fueron asesinados los dos israelíes.

Las primeras investigaciones "nos llevan a relacionar los hechos con arreglos entre grupos criminales y o de delincuencia organizada por lo tanto podría tratarse de arreglos con la mafia israelí", dijo en rueda de prensa Ulises Lara, vocero de la fiscalía de Ciudad de México.

ARCHIVO/END.

La fiscalía trabaja en la plena identificación de las víctimas, presentadas como Azulay Alon y Johny Ben, y sus posibles vínculos con actividades criminales como tráfico de drogas, de armas y lavado de dinero.

"Los homicidios fueron una acción directa en contra de los hoy occisos", añadió Lara.

En videos de las cámaras de seguridad del centro comercial, localizado en el sur de la ciudad, se observa cómo dos hombres llegan en un vehículo compacto y empiezan a disparar al aire.

ARCHIVO/END.

Presas del pánico, comensales del restaurante se tiraron al suelo para protegerse mientras una patrulla de la policía capitalina, que estaba a unos metros de los agresores, se retira al no poder enfrentarlos.

Esta balacera es interpretada por la prensa local como una maniobra para distraer a la policía mientras dentro del restaurante otros dos agresores, incluida una mujer, se preparaban para minutos después atacar a los dos israelíes que estaban en el sitio.

La mujer que disparó a las víctimas, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades pero que sería mexicana, fue detenida a unos metros del lugar.

Cortesía/END.

En su primer testimonio dijo que atacó al israelí, con el que tendría una relación sentimental, porque le habría sido infiel, pero en la ampliación de sus declaraciones cambió su versión y brindó elementos que relacionan los hechos con el crimen organizado.

"Queda descartado el móvil pasional. La persona detenida refirió ahora una narrativa distinta", añadió el vocero.

Según medios, la mujer, de cabello oscuro y que al momento de ser detenida tenía el torso cubierto sólo por un sostén, habría buscado escapar cambiando de ropa y quitándose una peluca rubia que habría llevado durante el ataque, prendas que se observaban tiradas en la calle.

Según la prensa israelí, una de las víctimas se llamaría en realidad Ben Sutahi, quien hace seis meses habría salido de una prisión israelí y que habría decidido viajar a México, donde tendría a una novia, al percatarse de que nuevamente era buscado por autoridades de su país.