• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

Después de que el negociador de la Unión Europea rechazara el pedido del primer ministro británico, Boris Johnson, de elaborar un nuevo acuerdo del Brexit sin la controvertida disposición de la "salvaguarda", estos son los escenarios posibles.

La UE cede a Boris Johnson

Los dirigentes de la UE aceptan finalmente un nuevo acuerdo de retiro sin la famosa "salvaguarda" destinada a evitar la reimposición de controles en la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y su vecina la República de Irlanda, tras el Brexit.

Ese escenario, que permitiría evitar las consecuencias económicas temidas de un divorcio brutal, parece poco probable. Los dirigentes de la UE han reiterado que no tienen la intención de reabrir el acuerdo de Brexit, alcanzado tras arduas discusiones.

Boris Johnson, primer ministro británico. AFP/END

El negociador de la UE, Michel Barnier, consideró el jueves "inaceptable" la propuesta de Johnson de eliminar la salvaguarda.

Por otra parte, si hacen grandes concesiones a Reino Unido, los dirigentes de la UE se arriesgarían a crear un precedente que podría tentar a otros euroescépticos del continente, algo que intentan evitar.

Brexit sin acuerdo

Las dos partes no llegan a un entendimiento y Reino Unido sale de la UE sin acuerdo de retiro, un escenario para el que Johnson se dice preparado: prometió dejar al bloque pase lo que pase el 31 de octubre, fecha de salida dos veces pospuesta.

Michel Barnier, negociador de la Unión Europea. AFP/END

"Reino Unido está mejor preparado para esta situación de lo que muchos piensan", afirmó el jueves Johnson. Incluso pidió a Michael Gove, su mano derecha en el gobierno, hacer de la preparación del "no deal" su "prioridad absoluta".

Una "ausencia de acuerdo nunca será la opción de la UE, pero todos debemos estar preparados para todos los escenarios", aseguró por su lado Barnier.

El Parlamento británico es, sin embargo, mayoritariamente hostil a una salida sin acuerdo. Para imponer el "no deal", Johnson podría decidir suspender el Parlamento, impidiendo que los diputados se pronuncien. Pero esa iniciativa provocaría una crisis política.

Ese escenario plantea la cuestión de los 39.000 millones de libras (45.500 millones de euros, 50.680 dólares) que Londres debe pagar a la UE para saldar los compromisos con sus socios al momento de su salida.

En caso de "no deal", esta suma estaría "disponible" para "ayudar a gestionar eventuales consecuencias" ligadas a esa salida, afirmó Johnson.

A principios de junio, funcionarios del entorno del presidente francés Emmanuel Macron advirtieron que no cumplir con esas obligaciones sería incumplir un compromiso internacional, con las consecuencias que ello implica.

Emmanuel Macron, presidente de Francia. AFP/END

Referendo o elecciones anticipadas

Jeremy Corbyn, jefe del Labour, principal partido opositor, quiere que los británicos puedan expresarse a través del "voto público" sobre el Brexit o en elecciones legislativas anticipadas.

Tal escrutinio podría organizarse tras la votación de una moción de censura contra el gobierno presentada por el Labour, quien dice esperar el mejor momento para hacerlo. Las vacaciones parlamentarias comenzaron la tarde del jueves, por lo que la oposición no podrá presentar esa iniciativa antes de inicios de septiembre.

Jeremy Corbyn. AFP/END

Johnson también podría convocar unas elecciones con la esperanza de reforzar su mayoría -actualmente de apenas dos votos-, gracias al apoyo de su aliado, el pequeño partido unionista de Irlanda del Norte DUP. Algunos comentaristas políticos señalaron que el gobierno tiene aires de equipo de campaña.

En un análisis publicado en The Telegraph John Curtice, profesor de política de la Universidad de Strathclyde, estimó sin embargo que sería "un terrible error para los tories" convocar elecciones, al señalar que los conservadores apenas alcanzan 25% de las inteciones de voto, según recientes sondeos.