• |
  • |
  • AFP

Partidos de izquierda de Polonia encabezaron este domingo un mitin contra la violencia homófoba en Bialystok, en el que no participó la oposición centrista, una semana después del ataque de ultranacionalistas contra la Gay Pride en esta ciudad del noreste del país.

Robert Biedron, líder del joven partido progresista Wiosna (Primavera), llamó a, parafraseando una célebre declaración del papa Juan Pablo II en 1979, "cambiar el rostro de Polonia" para impedir la repetición de incidentes como el ataque de "hooligans" contra la marcha de LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero), el 20 de julio.

Los líderes del pequeño partido de izquierda Razem (Juntos) Adrian Zandberg, y del partido socialdemócrata SLD, heredero del antiguo Partido Comunista, Wlodzimierz Czarzasty, pidieron la solidaridad con las víctimas de la violencia homófoba.

Pero muchos manifestantes deploraron ante la prensa la ausencia de los dos principales partidos de oposición presentes en el Parlamento, la Plataforma Cívica (PO, centro) y el PSL (campesino, conservador), a pocos meses de las elecciones legislativas.

El domingo en Bialystok, un pequeño grupo de conservadores salieron a la calle para reprochar a los manifestantes del mitin de "propagar el odio a la Iglesia".