• Roma, Italia |
  • |
  • |
  • AFP

Un navío de los guardacostas italianos, con más de 130 migrantes bloqueados a bordo desde hace más de tres días, pudo atracar en un puerto cerca de Catania (sur), pero Italia espera un acuerdo con el resto de la UE antes de autorizar el desembarco, anunció este domingo el gobierno.

"El 'Gregoretti' atracó esta noche en el puerto de Augusta, como es habitual para un navío militar. Ahora, la UE (Unión Europea) debe responder, porque la cuestión migratoria concierne a todo el continente", declaró el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, en un comunicado brindado este domingo por la mañana.

Los medios de comunicación filmaron al "Gregoretti" atracado frente a Catania y los esfuerzos en vano de los migrantes por protegerse del sol en la cubierta del barco. En cambio, los periodistas no fueron autorizados por el momento a entrar en el recinto del puerto militar de Augusta.

Unos 140 migrantes, que zarparon de Libia a bordo de dos embarcaciones, fueron rescatados por dos barcos guardacostas el jueves por la noche y fueron transferidos al "Gregoretti".

El mismo día, más de 110 migrantes murieron o desaparecieron en un naufragio frente a las costas libias.

Seis de los rescatados pudieron ser evacuados por razones médicas a la isla italiana de Lampedusa. El sábado por la noche, cuando el "Gregoretti" estaba en Catania, una mujer embarazada de siete meses, sus dos hijos pequeños y su pareja también pudieron desembarcar.

Pero el ministro del Interior italiano, de extrema derecha, Matteo Salvini, insiste en que sólo dejará desembarcar al resto cuando haya un plan para repartirlos con otros países de la UE.

Migrantes esperan llegar a Italia / Imagen referecial / Archivo Esta maniobra parece destinada a poner a prueba la resolución del presidente francés, Emmanuel Macron, que el lunes anunció un acuerdo entre 14 países europeos para implementar un "mecanismo de solidaridad", y que parte del principio de que primero los migrantes deben desembarcar en Italia.