• Río de Janeiro, Brasil |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Banco Central de Brasil (BCB) podría atender finalmente los reclamos y recortar el miércoles en al menos 0,25 puntos porcentuales su tasa básica –en 6,5% desde marzo de 2018- para enfrentar la preocupante desaceleración de la mayor economía latinoamericana, según analistas.

Una inflación bajo control, un crecimiento anémico y, sobre todo, el avance de la reforma de las jubilaciones -considerada como la primera medida para sanear las cuentas públicas- ofrecen "una ventana de oportunidades para empezar un ciclo" nuevo de recortes, afirma el economista Mauro Rochlin, profesor de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) de Rio de Janeiro.

La última encuesta semanal Focus de expectativas de mercado apuesta por una tasa Selic a 6,25% este mes y a 5,5% a fin de año. Y 25 de los 48 economistas consultados por el diario económico Valor creen que el recorte del miércoles será de 0,5 puntos porcentuales hasta el 6%.

La expectativa de caída se refuerza con la posible baja de las tasas en Estados Unidos este mismo miércoles.

Una inflación bajo control, un crecimiento anémico y, sobre todo, el avance de la reforma de las jubilaciones -considerada como la primera medida para sanear las cuentas públicas. Archivo/END

El BCB ha supeditado hasta ahora eventuales recortes a medidas de austeridad, ignorando los clamores por una flexibilización monetaria capaz de reactivar una economía que nunca terminó de despegar desde la recesión de 2015-2016 y arrastra 13 millones de desocupados.

La institución emisora había realizado 12 recortes sucesivos de la Selic entre octubre de 2016 y marzo de 2018, llevándola de 14,25% a 6,5%, su mínimo histórico, y la mantuvo en ese nivel en las 10 reuniones que realizó desde entonces.

¿'Halcones' más flexibles?

El reciente voto de la Cámara de Diputados de un proyecto de reforma de las jubilaciones -que permitiría ahorrar unos 930.000 millones de reales (240.000 millones de dólares) en 10 años- debería volver más flexibles a los 'halcones' del BCB, aseguran numerosos analistas.

La reforma debe aprobarse aún en segunda votación en la Cámara y luego en el Senado, pero pocos son los que temen una merma mayor del proyecto, que inicialmente preveía un ahorro de 1,2 billones de reales.

El miércoles se verá si las expectativas tenían asidero o si fueron la ilusión de un salvavidas en una economía que en el primer trimestre del año se contrajo un 0,2% respecto al anterior, en su primera caída desde fines de 2016.

Y las previsiones de aumento de precios es de 3,80% para este año, por debajo del centro de la meta oficial de 4,25%, según la encuesta Focus. Archivo/ENDLas proyecciones de crecimiento de este año ya fueron recortadas por tres desde enero, a 0,8%, debido a las dificultades experimentadas por el gobierno de Jair Bolsonaro para impulsar su agenda de recortes fiscales.

Y las previsiones de aumento de precios es de 3,80% para este año, por debajo del centro de la meta oficial de 4,25%, según la encuesta Focus .

"La inflación está bajo control desde hace ya algún tiempo (...) y la actividad económica está cada vez peor, con una brecha muy grande entre lo real y lo esperado", apuntó Alex Agostini, de la consultora Austin Rating.

Rochlin sostiene que "el BCB tiene todos los motivos para recortar su tasa, a menos que quiera demostrar que es más realista que el rey" ateniéndose a una política de rigor, en espera de una consolidación de las reformas.