•  |
  •  |
  • END

Pakistán aplazó este miércoles hasta el 18 de febrero sus elecciones legislativas, previstas inicialmente para el ocho de enero, debido al asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto, la semana pasada, y al estallido de violencia que desencadenó su muerte.

En un discurso a la nación, el presidente Pervez Musharraf afirmó que la ex primera ministra había sido “asesinada por terroristas” islamistas, y anunció que había solicitado para la investigación la ayuda de Gran Bretaña, concretamente de un equipo de especialistas en medicina legal de Scotland Yard, que llegará “antes del final de la semana”, según confirmó Londres.

El presidente hizo un nuevo llamamiento a la unidad nacional para “combatir a los extremistas” y tener unas elecciones “en paz”.

El retraso de las elecciones legislativas y provinciales al 18 de febrero fue justificado por la Comisión Electoral por el asesinato de Bhutto y por los actos violentos que se han registrado en los últimos días.

“El aplazamiento era inevitable, y la decisión de la Comisión Electoral estaba justificada”, dijo Musharraf al tiempo que agregaba que las elecciones “deben ser libres, equitativas, transparentes, y deben desarrollarse en un clima de paz”.

“Tenemos que unirnos y combatirlo (el terrorismo) con más vigor y energía”, dijo Musharraf. “Si no triunfamos, Dios no lo quiera, el futuro de Pakistán es oscuro”, añadió.

Poco antes, los principales partidos de la oposición dijeron que no boicotearán las elecciones legislativas y provinciales de febrero.

“Participaremos en las elecciones”, declaró a la AFP Nabeel Gabol, del comité central ejecutivo del Partido del Pueblo Paquistaní (PPP), de Benazir Bhutto, al tiempo que el segundo partido opositor, liderado por Nawaz Sharif, hacía un anuncio similar.

El presidente del movimiento de Sharif, Raja Zafar ul Haq, lamentó no obstante el aplazamiento de los comicios que calificó de “injusto y no razonable”.

Sobre la investigación de la muerte de Benazir Bhutto, Musharraf dijo que el equipo de Scotland Yard subsanaría las “lagunas en materia de medicina legal” de Pakistán.

Durante el día el gobierno se declaró por primera vez “abierto” a aceptar la ayuda de otros países en la investigación sobre el asesinato de Bhutto.

En una reunión con Musharraf, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, ofreció a las autoridades paquistaníes la ayuda de “expertos” franceses o de la Unión Europea.