•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

Un hombre de 88 años ingresó con un arma al Museo del Holocausto, en Washington, ayer miércoles, y abrió fuego, dejando al menos un muerto, informaron autoridades y testigos.

El hombre, un antisemita y ex integrante de grupos que propugnan la supremacía blanca, ingresó al museo portando “un arma larga”, dijo a la prensa el sargento David Schlosser, portavoz de la Policía.

El agresor “entró al museo y tiró sobre uno de los agentes de seguridad. Éste y el tirador resultaron con heridas de bala”, agregó el sargento Schlosser. “Dos agentes de seguridad tuvieron que responder a los disparos cuando el hombre entró al museo”, explicó.

Tanto el agente herido como el tirador fueron llevados al Hospital George Washington, donde más tarde el agente murió, según el portavoz de la Policía, quien precisó que “el tirador sigue en estado crítico”.

El agresor es James Von Brunn, de 88 años, informaron las cadenas de televisión NBC, Fox News y CNN. Es residente de Maryland (este) y poseía antecedentes policiales, según la prensa.

Pánico cerca de Casa Blanca

El incidente sembró el pánico en el corazón de la capital estadounidense, de acuerdo con las autoridades y testigos del hecho. El edificio del museo está situado a unos 500 metros de la Casa Blanca.

Una tercera persona recibió heridas leves, probablemente por esquirlas de vidrio, y no necesitó ser hospitalizada.

Los motivos que llevaron al anciano a abrir fuego en ese lugar aún permanecen en investigación.

El tiroteo se produce pocos días después de que el presidente Barack Obama visitara Medio Oriente y presionara a Israel a detener los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados, y de que rindiera un homenaje a las víctimas del Holocausto al visitar un ex campo de concentración alemán.

Por su parte, la Embajada de Israel en Washington condenó el ataque.