• Santiago, Chile |
  • |
  • |
  • Edición Web

América Latina crecerá apenas 0,5% este año por debajo del 1,3% estimado en abril, debido a un deterioro económico generalizado, en especial de América del Sur debido en parte al derrumbe de Venezuela, según previsiones de Cepal difundidas este miércoles.

La región está sumida en la "incertidumbre y desaceleración (...) llevamos cinco años de desaceleración económica, esto es un tema de enorme preocupación", advirtió la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena, al presentar el informe en Santiago.

El colapso de la economía venezolana que sufriría una baja de 23% este año empuja el desplome de la región. Sumido en una profunda crisis política, el país caribeño arrastra a la baja a América del Sur que también sufre con el retroceso de 1,8% previsto para Argentina, detalla el informe.

Un escenario global desfavorable -con fuertes caídas en precios de los commodities- y el bajo dinamismo del mercado interno en la mayoría de los países empujan fuertemente a la baja las economías de la región, que en 2018 cerró con una expansión de 0,9%.

Bárcena calificó de "muy mediocre" el crecimiento de casi toda la región, con excepción de América Central que crecerá 2,9% gracias a la fuerza de las remesas. Archivo/END

"A diferencia de años anteriores, en 2019 la desaceleración será generalizada y afectará a 21 de los 33 países de América Latina y el Caribe. En promedio, se espera que América del Sur crezca 0,2%, América Central 2,9% y el Caribe 2,1%", señala el reporte de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Más allá del retroceso de Argentina y Venezuela, el gigante sudamericano Brasil cerraría el año con una débil expansión de 0,8%, lejos del dinamismo que muestran las economías de Perú, Colombia y Chile, con avances de 3,2%, 3,1% y 2,8%, respectivamente.

En América del Norte destaca la tibia expansión de México (1,0%), inmersa en una relación conflictiva con Estados Unidos.

Bárcena calificó de "muy mediocre" el crecimiento de casi toda la región, con excepción de América Central que crecerá 2,9% gracias a la fuerza de las remesas.