• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno venezolano cerró filas este jueves en torno al ministro de Industrias, Tareck El Aissami, al denunciar como una "grave afrenta" que el servicio de migración de Estados Unidos lo incluyera en su lista de los diez fugitivos más buscados.

La cancillería señaló en un comunicado que la medida contra El Aissami, exvicepresidente del país, es parte de "una campaña de descrédito dirigida a socavar la dignidad de las autoridades venezolanas".

El presidente de Venezuela, Nicolás Mauro / Archivo El gobierno de Nicolás Maduro expresó "su apoyo solidario al compañero" ministro, quien el miércoles denunció la decisión como una "canallada" y se declaró "inquebrantable" y "leal" al mandatario socialista.

El Aissami es "requerido por tráfico internacional de narcóticos" en Estados Unidos, indicó en Twitter el Servicio de Inmigración de ese país (ICE, por sus siglas en inglés), que lo tilda de "fugitivo".

El funcionario fue acusado en marzo pasado en una corte federal estadounidense de narcotráfico, y en febrero de 2017 el Departamento del Tesoro lo incluyó en su lista de traficantes de droga.

De ser detenido y extraditado, podría enfrentar hasta 30 años de cárcel.