• París, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

La filial francesa del gigante estadounidense del comercio electrónico Amazon confirmó este jueves su intención de repercutir la tasa conocida como "Gafa" sobre las tarifas de los servicios a empresas francesas que usan la plataforma para vender sus productos.

"No tenemos más remedio que repercutir esta tasa, dirigida directamente contra los servicios de 'marketplace' (plataforma de puesta en contacto entre terceros comerciantes y consumidores) que ofrecemos a las empresas", respondió la compañía.

El grupo ya ha empezado a informar a los comerciantes que utilizan marketplace, con una subida de sus comisiones de algunas décimas de porcentaje, en función de los servicios aprovechados por los vendedores.

"Dado que operamos en un sector tan competitivo y con tan poco margen de beneficio como es el comercio minorista, y que invertimos masivamente en la creación de herramientas y servicios destinados a nuestros clientes y vendedores asociados, no podemos absorber una tasa suplementaria sobre la cifra de negocios", justificó Amazon.

"Esto podría poner a pequeñas empresas francesas en posición de desventaja competitiva frente a sus homólogas en otros países, y así lo hemos advertido, al igual que otros actores, a las autoridades", añadió el grupo.

AFP/END.

Facebook y Google, que también se verán afectados por el mismo impuesto, no respondieron a las demandas sobre sus planes.

Adoptada definitivamente el 11 de julio, la tasa "Gafa" (acrónimo que designa a los gigantes Google, Amazon, Facebook y Apple) crea una imposición a las grandes empresas tecnológicas, no sobre su beneficio -generalmente consolidado en países con fiscalidad reducida como Irlanda-, sino sobre la cifra de negocio.

Esta medida provocó una dura reacción por parte de Estados Unidos, país de origen de las cuatro empresas afectadas. Un consejero de Donald Trump habló de "grave error de Francia" y el presidente estadounidense llegó a amenazar con imponer una tasa a los vinos franceses.