• París, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

La votación de los gobiernos europeos para designar a su candidato a la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó este viernes con tres aspirantes en liza, después de que la española Nadia Calviño y el portugués Mario Centeno retiraran sus candidaturas.

Los candidatos son el holandés Jeroen Dijsselbloem, expresidente del Eurogrupo; el excomisario europeo finlandés Olli Rehn y la búlgara Kristalina Georgieva, actual número 2 del Banco Mundial (BM).

Georgieva es la aspirante con más apoyos, indicó una fuente cercana a las negociaciones.

Pero a punto de cumplir 66 años el 13 de agosto, la búlgara superaría el límite de 65 años establecido por el FMI. "Sería necesario que los otros países miembros del Fondo hagan una excepción y no es obvio", advirtieron otras fuentes.

Christine Lagarde. AFP/END.

El gobierno británico, al que se le acordó un plazo adicional para presentar a un candidato en el último momento "si así lo deseaba", no se lanzó finalmente a la carrera para suceder a Christine Lagarde, que este otoño boreal pasará a presidir el Banco Central Europeo (BCE).

De su lado, el gobierno español anunció este viernes que su ministra de Economía, Nadia Calviño, retiraba su candidatura.

"España estará siempre dispuesta a promover el consenso entre los países de la Unión Europea para elegir una candidatura común a la dirección del Fondo Monetario Internacional. Con tal fin, anunciamos que el gobierno apuesta por lograr un acuerdo europeo, sin que la ministra de Economía Nadia Calviño participe en la siguiente fase", informó el gobierno en un mensaje a la prensa.

Nadia Calviño, ministra española de economía. EFE/END.

Calviño tenía el punto débil de su escasa experiencia, con menos de un año como ministra.

El presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno, también se retiró, con lo que la carrera quedó entre dos representantes del norte de Europa considerados austeros y Georgieva.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire. AFP/END.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, a cargo de dirigir las discusiones para elegir antes de fines de julio al candidato europeo, constató el jueves que no había consenso respecto a ningún nombre.

Para evitar conversaciones interminables, Le Maire decidió someter la votación a los países miembros, un procedimiento inédito para designar al candidato europeo a la dirección general de la institución.

Mayoría calificada

La votación se lleva a cabo según las normas europeas de una mayoría calificada: se requiere contar con el apoyo del 55% de los países miembros y que representan al menos el 65% de la población de la UE. Por lo tanto, podrían ser necesarias varias votaciones.

Desde su creación, en 1944, el FMI siempre ha tenido un director europeo, en tanto que un estadounidense siempre ha estado al frente del Banco Mundial.

Jeroen Dijsselbloem, expresidente del Eurogrupo. ARCHIVO/END.

No obstante, los países emergentes reclaman desde hace tiempo una mayor representación en las instituciones internacionales.

Según fuentes consultadas, estos países podrían apoyar la candidatura del jefe del Banco de Pagos Internacionales (BPI), el mexicano Agustín Carstens, expresidente del Comité monetario y financiero del FMI o, inclusive, la de su sucesor, Lesetja Kganyago, gobernador del Banco Central sudafricano.

El candidato de consenso de la UE tiene hasta el 6 de septiembre para registrarse ante la institución financiera internacional, que elegirá a su nuevo director gerente antes del 4 de octubre.