• Montreal, Canadá |
  • |
  • |
  • Edición Web

La ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, anunció el viernes que mantuvo una conversación en persona con su homólogo chino por primera vez desde el arresto en diciembre en Canadá de una alta ejecutiva de Huawei, que originó una crisis entre los dos países.

Freeland dijo que abordó con su homólogo Wang Yi esta semana, al margen de una reunión internacional en Tailandia, la cuestión de dos canadienses detenidos en China -de manera arbitraria a los ojos de Ottawa.

"El hecho de que hayamos sido capaces de hablar y discutir esos asuntos frente a frente, directamente el uno con el otro, definitivamente es un paso positivo", declaró Freeland durante una videoconferencia desde Bangkok, donde participa en una reunión de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN).

Durante este intercambio, el jefe de la diplomacia china "expresó su inquietud sobre el proceso de extradición de Meng Wanzhou", señaló Freeland. Los dos dirigentes "se comprometieron a continuar las discusiones", según ella.

A principio de diciembre, Canadá arrestó a Meng Wanzhou, directora financiera del gigante chino de telecomunicaciones Huawei a pedido de Estados Unidos que sospecha que viola las sanciones estadounidenses contra Irán.

La dirigente de Huawei fue puesta en libertad condicional y ha estado viviendo desde diciembre bajo vigilancia en una de sus propiedades en Vancouver. Las audiencias sobre la demanda de extradición hacia Estados Unidos deben iniciar en enero.

Unos días después del arresto de Meng, China detuvo al exdiplomático canadiense Michael Kovrig y a su compatriota el consultor Michael Spavor, de quienes sospecha hacían labores de espionaje.

Estas dos detenciones son consideradas por Ottawa como medidas de represalia de Pekín.

El primer ministro Justin Trudeau y su canciller han tratado de obtener su liberación.

"Estoy convencida, como lo estuve durante las negociaciones del nuevo TLCAN, que el camino para lograr un mejor resultado para nosotros es no negociando en público", dijo Freeland.