• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió el lunes a todos los estadounidenses que condenen el supremacismo blanco después de que dos tiroteos dejaran 29 muertos, entre ellos siete mexicanos, y provocaron acusaciones de que la incendiaria retórica del mandatario es parte del problema.

"El atacante de El Paso publicó un manifiesto en internet consumido por el odio racista", dijo Trump en un discurso televisado a la nación desde la Casa Blanca.

"Y (con) una voz, nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y la supremacía blanca. Estas ideologías siniestras deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma", añadió.

Durante una declaración en la Casa Blanca, Trump expresó que actuará con una resolución urgente, tras la muerte de 29 personas y los 26 heridos como resultado de los dos ataques ocurridos el fin de semana. Informó que ha indicado a autoridades federales que ayuden en las investigaciones en curso.

"Estas siniestras ideologías deberían ser derrotadas", dijo Trump en la Casa Blanca, junto al vicepresidente Mike Pence. "El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma", declaró.

El presidente Trump, que ha sido acudado por los demócratas de avivar supuestamente el odio racial con su política contra la inmigración que llega a través de la frontera sur con México, no abordó directamente dichas acusaciones.

Pero dijo sin embargo que ordenó al Departamento de Justicia que investigara el terrorismo doméstico y proponga una legislación para garantizar que quienes cometan crímenes de odio y asesinatos en masa se enfrenten a la pena de muerte.

Dos ataques de pistoleros, uno de ellos con tintes racistas, dejan 29 muertos y más de 50 heridos en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, este fin de semana. AFP/ENDTrump pidió más temprano el lunes a congresistas estadounidenses que aprueben una ley que exija estrictas revisiones de antecedentes para las compras de armas de fuego.

En su cuenta de Twitter, expresó que las muertes no podían ser "en vano" y pidió a ambos partidos políticos que tomen medidas para exigir más controles para los compradores de armas.

"No podemos permitir que los asesinados en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, mueran en vano. Del mismo modo para los heridos tan graves. Nunca podemos olvidarlos, ni a los que murieron antes que ellos", escribió Trump en Twitter previo a su comparecencia programada para las 10 de la mañana.

"Los republicanos y los demócratas deben unirse y obtener fuertes verificaciones de antecedentes, tal vez uniendo esta legislación con una reforma migratoria que se necesita desesperadamente. ¡Debemos tener algo bueno, si no es GENIAL, de estos dos trágicos eventos!", escribió Trump.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/ENDUn hombre armado mató el sábado a 20 personas en una tienda Walmart en El Paso, Texas, en lo que las autoridades dijeron parecía ser un crimen de odio por motivos raciales.

Tan solo 13 horas después, otro hombre armado en el centro de Dayton, Ohio, mató a nueve personas. Docenas también resultaron heridos en ambos ataques.