• Teherán, Irán |
  • |
  • |
  • AFP

Irán acusó este lunes a Estados Unidos de actuar solo y "avergonzar" a sus aliados que no desean apoyarle en una coalición que escolte a los buques petroleros en el Golfo, epicentro de las tensiones entre Teherán y Washington.

El jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, hizo estas declaraciones en la capital iraní durante una intervención en la que confirmó que ha rechazado una invitación para reunirse con Donald Trump en la Casa Blanca.

Mohammad Javad Zarif, canciller iraní. ARCHIVO/END.

Estados Unidos e Irán están inmersos en una pugna desde 2018 a raíz de la cuestión nuclear, pero que se acentuó en mayo y junio de este año con los ataques contra petroleros en el Golfo atribuidos a Teherán, aunque las autoridades iraníes lo niegan, y con la destrucción de un dron estadounidense en junio.

Irán anunció el domingo haber interceptado un petrolero extranjero en el Golfo, el tercero que captura en menos de tres meses en esta región por la que transita un tercio del transporte marítimo mundial de petróleo.

"Actualmente, Estados Unidos se encuentra aislado en el mundo y no puede formar una coalición. Aquellos países que son sus amigos se avergüenzan de hacer una coalición con ellos", declaró Zarif durante una rueda de prensa.

Ante las tensiones en el Golfo, Washington puso sobre la mesa en junio la idea de hacer una coalición, pero recabaron pocos apoyos, dado que sus aliados temen adentrarse en un conflicto con Irán.

"Violencia, guerra y masacre"

El planteamiento de Estados Unidos era que cada país ofreciera escolta militar a los petroleros con el apoyo estadounidense, que se encargaría del control aéreo y del comando militar.

Los gobiernos europeos se resisten a apoyar la política de "presión máxima" sobre Irán impulsada por Trump, ya que quieren salvar el acuerdo nuclear alcanzado en 2015 y que Washington rompió de forma unilateral en 2018.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END.

"Un pirómano no puede ser un bombero", dijo Zarif, quien recordó que tras la llegada de tropas estadounidenses en la región solo ha habido "violencia, guerra y masacre".

Después de que las autoridades iraníes interceptaran un petrolero británico, Londres decidió aportar escolta militar a las embarcaciones civiles que naveguen por el Golfo.

"¡Con quién quieren negociar!"

A pesar de las sanciones y la hostilidad entre Washington y Teherán, que no mantiene relaciones diplomáticas desde 1980, la administración estadounidense hizo una invitación al diálogo a Irán.

Zarif confirmó este lunes que había denegado reunirse con Trump en la Casa Blanca, una negativa que, según él, comportará que lo sancionen.

"Me dijeron en Nueva York que seré objeto de sanciones dentro de dos semanas si no acepto esta oferta que afortunadamente no he aceptado", aseguró.

Antes de Zarif, las autoridades estadounidenses también aplicaron sanciones contra el guía supremo Ali Jamenei.

La revista New Yorker informó el viernes que el senador estadounidense Rand Paul se había reunido a mediados de julio en Nueva York con Zarif, con la aprobación de Trump, para invitarle a la Casa Blanca.

Es Estados Unidos quien "se levantó de la mesa (de negociaciones), sancionó al ministro de Asuntos Exteriores de Irán y sancionó a la mayor autoridad de la República islámica de Irán. ¡Con quíen quieren negociar!", criticó Zarif.

"Solo quieren imponer su voluntad a Irán. No pueden esperar que nos sentemos a negociar mientras apuestan por el terrorismo económico", afirmó refiriéndose a las sanciones estadounidenses que asfixian la economía iraní.

No obstante, Zarif no cerró la puerta a entablar negociaciones con Washington. "Las negociaciones y la diplomacia nunca se detendrán (...) Incluso en tiempos de guerra habrá negociaciones", declaró.

También dijo que no cree que Trump impulse una guerra contra Irán, excepto en el caso en que se deje convencer por sus halcones que, según Zarif, son John Bolton, su consejero de seguridad nacional, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.