• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos pidió el lunes respetar los derechos y mantener la paz en Cachemira, región fronteriza de facto entre India y Pakistán, luego de que el gobierno indio revocó la autonomía especial de su franja en esa región.

La acción de Nueva Delhi despertó temores de más violencia en este territorio del Himalaya de mayoría musulmana, dividido entre India y Pakistán y reivindicado por los dos países.

Lea: ‘Nuevo Pakistán’ se parece al anterior

"Nos preocupan los reportes sobre detenciones y pedimos respetar los derechos individuales y discutir con aquellos en comunidades afectadas", dijo Morgan Ortagus, vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, en un comunicado.

Poco antes del anuncio de la India, destacados líderes y ex líderes políticos de Cachemira dijeron que estaban sometidos a arresto domiciliario.

La revocación de la autonomía de Cachemira era una promesa de campaña de los nacionalistas del partido del primer ministro Narendra Modi. Foto: AFP/END

"Llamamos a todas las partes a mantener la paz y la estabilidad a lo largo de la Línea de Control" que divide los sectores correspondientes a India y Pakistán en este territorio disputado, dijo Ortagus.

La revocación de la autonomía de Cachemira era una promesa de campaña de los nacionalistas del partido del primer ministro Narendra Modi, recién reelecto para un segundo mandato, y se concretó por la vía rápida de un decreto presidencial.

De interés: Al menos 3 muertos y varios heridos en enfrentamiento en la Cachemira india

El partido de Modi también presentó un proyecto de ley que propone dividir la zona india de Cachemira en dos regiones gobernadas directamente por Nueva Delhi.

Ortagus dijo que Estados Unidos "sigue de cerca" los hechos en Jammu y Cachemira, pero mencionó sin embargo que India describió sus medidas como un "asunto estrictamente interno".

La revocación de la autonomía de Cachemira era una promesa de campaña de los nacionalistas del partido del primer ministro Narendra Modi. Foto: AFP/END

El presidente de Estados Unidos, Donald Tump, dijo el mes pasado durante una reunión con el primer ministro pakistaní, Imran Khan, que Modi le había pedido mediar en la disputa, algo que el líder indio negó.

Pakistán ha sido partidario de una mediación externa en este conflicto de décadas, mientras que India tradicionalmente ha insistido que la solución debe llegar tras una discusión bilateral entre las partes.

También: EEUU cancela su ayuda de 300 millones de dólares a Pakistán

La región montañosa de Cachemira está en el origen de dos de las tres guerras entre estas dos naciones vecinas, desde el fin de la colonización británica en 1947, y es fuente de tensiones entre India y Pakistán. China también reivindica parte de ese territorio.

Unas 70.000 personas, en su mayoría civiles, han muerto allí por este conflicto en los últimos 30 años, según organizaciones de monitoreo.