• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • AFP

La fiscalía rusa intentó el martes que una pareja pierda la custodia de su bebé por haber participado en una manifestación de la oposición a finales de julio en Moscú, una iniciativa finalmentre denegada pero que provocó fuertes críticas.

"Está establecido que el 27 de julio, la pareja participó ilegalmente en una concentración no autorizada con su pequeño hijo de un año. Durante la concentración, los padres confiaron al niño a una tercera persona, poniendo en peligro la salud y la vida del niño", anunció la fiscalía en un comunicado.

Lea: Hija de Brangelina amenaza con ventilar secretos para que le den su custodia a Pitt

Por ello, la fiscalía pidió "la privación de los derechos parentales de los dos cónyuges para su hijo", precisó el texto, que añade que "se están llevando a cabo controles respecto a otras personas que formaron parte de los acontecimientos de masa con sus niños pequeños".

Según el padre del niño, Dimitri Prokazov, Serguéi es "mi mejor amigo, un amigo de infancia (...) el padrino declarado de mi hijo mayor y el primo de mi mujer". Estaban yéndose de la manifestación juntos cuando le confió a la criatura, agregó.

El abogado de la pareja, Maxim Pashkov, afirmó por su parte más tarde a la agencia TASS que el comité de investigación ruso había cerrado el caso después de comprobar que la proximidad entre los dos hombres era cierta.

De interés: Quitan custodia a mujer por obligar a hija a maldecir a su padre en Nicaragua

El intento de la fiscalía suscitó reacciones de indignación.

"Es totalmente inaceptable. Se cruzó una línea", declaró a la radio Ekho Moskvy el mediador para los derechos de la infancia en Moscú, Yevgeny Bunimovich. La actitud de los padres "no constituye un pretexto para privarlos de cualquiera de sus derechos parentales", añadió.

Un bloguero pro-Kremlin había difundido un video en el que se veía a la pareja entregar al bebé a un hombre identificado como Serguéi Fomin, un activista cercano a la opositora Liubov Sobol. Según las autoridades rusas, utilizó al bebé para conseguir cruzar los cordones policiales y no ser detenido.

Además: Un padre pierde la custodia de su hija por tratar de venderla por internet

La oposición rusa se moviliza desde hace varias semanas para denunciar la exclusión de sus candidatos a las elecciones locales de septiembre.

Se han organizado varias manifestaciones, pero la respuesta de las autoridades ha sido muy firme: en las dos últimas concentraciones hubo más de 1.000 detenciones.