• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

La agencia británica de lucha contra el crimen (NCA) anunció el martes que decomisó 398 kilos de heroína escondidos en un cargamento de toallas y albornoces, uno de las incautaciones "más importantes" de droga en Reino Unido.

La droga, de un valor de unos 43 millones de euros (unos 49 millones de dólares) en la reventa, fue decomisada el 2 de agosto en un buque portacontenedores en Felixstowe, un puerto de la costa este de Reino Unido, donde el barco hacía escala antes de dirigirse a Amberes, en Bélgica, según el comunicado de la NCA.

Tras haber retirado la heroína, la policía británica dejó el contenedor en su lugar y permitió que el buque zarpara de Felixstowe.

A su llegada a Amberes, un camión recuperó el contenedor y lo transportó a Róterdam, en Holanda, bajo la atenta vigilancia de la policía.

El lunes, cuando el contenedor iba a ser descargado, la policía holandesa efectuó dos detenciones.

Las autoridades británicas por su parte arrestaron a un hombre en Bromsgrove, en el centro de Reino Unido.

"Una incautación de una cantidad tan grande de heroína es el resultado de un investigación dirigida y basada en los servicios de inteligencia, llevada a cabo por la NCA y socios internacionales y británicos", declaró Colin Williams, director regional de operaciones de la agencia.