• Brasilia, Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

El máximo tribunal de Brasil rechazó este martes el pedido de extradición de Turquía de un ciudadano turco naturalizado brasileño, Ali Sipahi, acusado de terrorismo por el gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

Por unanimidad, los cinco jueces de la segunda corte del Supremo Tribunal Federal (STF) denegaron el pedido de extradición por considerar, entre otros motivos, que Sipahi no tendría garantizado el derecho a la legítima defensa si fuera juzgado en Turquía.

"Puede considerarse el hecho notorio de la inestabilidad política e incluso las renuncias de jueces, así como los encarcelamientos de opositores al gobierno" de Erdogan, indicó el juez Edson Fachin, relator del caso, al recomendar el rechazo del pedido de extradición.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. AFP/END

"En tales circunstancias, hay como mínimo una justificada duda en cuanto a las garantías de que al extraditarlo [Sipahi] comparezca ante un tribunal independiente e imparcial", añadió.

Sipahi, que vive en Brasil desde hace 12 años, fue acusado de "integrar una organización terrorista", como el gobierno turco denomina al movimiento opositor Hizmet, al que acusa de organizar el intento de golpe de Estado contra Erdogan en 2016.

En abril pasado, Sipahi fue detenido preventivamente tras la acusación de Ankara, pero fue liberado dos semanas después por decisión del juez Fachin, que juzga los casos de extradición en el STF.

Sipahi fue autorizado a esperar el fallo en libertad, pero usando una tobillera electrónica y con la obligación de permanecer en la ciudad de Sao Paulo, donde tiene un restaurante. Sipahi está casado con una ciudadana turca y tiene un hijo de cuatro años, que viven en Brasil.