• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

El gobierno de Estados Unidos tiene planes a corto, mediano y largo plazos para contribuir a la eventual recuperación económica de Venezuela el día que se concrete la salida del poder del presidente en disputa Nicolás Maduro.

Lo que tiene pensado hacer el gobierno de Donald Trump fue dado a conocer el martes por elsecretario de Comercio Wilbur Ross, durante laConferencia Internacional por la Democracia en Venezuela celebrada en Lima, Perú.

Ross presentó el plan en el evento al que asistieron decenas de países que siguen de cerca y buscan soluciones diplomáticas a la severa crisis que padece la nación sudamericana.

Estados Unidos lidera la lista de más de 50 países que apoyan al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

¿Qué áreas incluye el plan de EE.UU.?

El caos de la economía venezolana es perceptible en casi todos los sectores, y Estados Unidos ha dicho que pondrá énfasis en respaldar el despegue en varias áreas, entre ellas lo relacionado a la esfera energética y el campo, la estabilización macroeconómica y las finanzas.

El sector privado estátambién en la áreas de atención de Estados Unidos. Reformas, inversión extranjera, menos control del Estado y privatizaciones están dentro de los planes.

Medios informaron que Ross evaluó cómo se ha deteriorado la situación en Venezuela y dijo que esto seguriá ocurriendo hasta que se puedan echar a andar "las necesarias reformas económicas, políticas y sociales" que precisa la nación.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / Archivo Dijo que es necesario la "ayuda inicial para arrancar el motor" de la recuperación y explicó que en este sentido deberán actuar agencias internacionales para "movilizar recursos y conocimientos especializados, una vez que Maduro y sus compinches se vayan".

Al plan estadounidense de apoyo económico para Venezuela de cara al futuro, lo antecede un grupo de sanciones que buscan presionar la salida de Maduro.

Justo el lunes en la noche, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva quebloqueó todas las propiedades del gobierno en disputa en suelo estadounidense. Es la primera vez que se aplica este tipo de medias en tres décadas en América Latina. Cuba, Siria, Irán y Corea del Norte han recibido similares sanciones en el pasado.

Detalles de lo que recomienda EE.UU.

Ross explicó que lo que recomienda Estados Unidos paraVenezuela quedaríabajo evaluación del siguiente gobierno, y detalló quetrabajarían con países socios y organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y "ejecutivos del sector privado".

"El corto plazo incluye laayuda humanitariainmediata en los primeros uno o dos meses después de Maduro, el mediano plazo es trabajar pararevertir el impacto del socialismo en los meses tres a 12 y el a largo plazo esrestaurar una economía sostenible con crecimiento", explicó Ross.

El funcionario estadounidense dijo además que a corto plazo esperan poner en marcha reformas en el sector de energía y promover la participación de las empresas privadas a través de la nueva ley de hidrocarburos que considera actualmente la Asamblea Nacional.

Más inversión privada y la reparación del sistema de generación eléctrica están en el proyecto a mediano plazo para revertir la crisis, según Estados Unidos.

A más largo plazo, expresó, habrá querevertir el declive de la producción de energía, facilitando la inyección de capital y capacidades en petróleo, gas natural y electricidad.

Nicolás Maduro y Juan Guaidó / Archivo Ross señaló que para garantizar la estabilización macroeconómica y financiera, Estados Unidos aliviaría las sanciones aplicadas a Maduro y promoverá el crédito comercial nacional e internacional.

Luego haría una revisión del Banco Central de Venezuela, el sistema tributario, las instituciones fiscales, la deuda y el sector bancario, en el contexto de un acuerdo a largo plazo con el FMI y la necesidad de estabilidad económica y de elecciones libres.

Reformas e inyecciones de capital y de talento, incluido el retorno de los expatriados, para desencadenar un crecimiento económico sostenible, están dentro de las expectativas a largo plazo que tiene Estados Unidos respecto a Venezuela.

En cuanto al sector agropecuario, está previsto el apoyo a la entrega inmediata de alimentos, a través de la ayuda humanitaria, impulsar las importaciones de semillas, fertilizantes, productos agrícolas, con asesoramiento técnico.

A mediano plazo esperan poder fomentar la cooperación en agricultura entre EE.UU. y Venezuela, estimular la oferta local y las cadenas regionales, ayudando a los productores nacionales a satisfacer las necesidades domésticas.

Restaurar el sector privado, eliminando, -por ejemplo-, las restricciones a las empresas estadounidenses, sería un primer paso, así como impulsar reformas que favorezcan el mercado y los negocios.

A mediano plazo está previsto atraer la inversión extranjera con reformas a favor del mercado, mejorando el clima de negocios de Venezuela, y eliminando los controles estatales, así como la implementación de una estrategia de privatización, reforma de las leyes comerciales y erradicación de la corrupción.