• Ottawa, Canadá |
  • |
  • |
  • AFP

La policía canadiense anunció el miércoles que descubrió los cuerpos de dos hombres que podrían ser los de los jóvenes fugitivos a quienes busca hace dos semanas, por cielo y tierra, como sospechosos de un triple homicidio en el oeste de Canadá.

Investigadores que trabajaban en la inhóspita zona alrededor de Gillam encontraron los cuerpos de dos hombres, a 8 km del lugar donde se encontró, calcinado, el vehículo de los sospechosos, el 22 de julio.

"Nosotros tenemos confianza en que estos cuerpos son los de los dos sospechosos buscados en conexión con los homicidios ocurridos en Columbia Británica" el mes pasado, dijo Jane MacLatchy, portavoz de la policía, durante una conferencia de prensa.

Bote de aluminio dañado que encontraron en la orilla del río Nelson mientras buscan a Kam McLeod y Bryer Schmeglsky. Foto: AFP/END

"Una autopsia se practicará en Winnipeg para confirmar sus identidades y determinar la causa de la muerte", agregó.

Algunos minutos más tarde, el ministro de Seguridad pública, Ralph Goodale, pareció eliminar cualquier duda: "La persecución en Manitoba ha terminado", escribió en un tuit.

El día anterior, los investigadores anunciaron que habían encontrado en la zona de Gillam, epicentro de la búsqueda desde el 23 de julio, "varios objetos directamente ligados" a Kam McLeod y Bryer Schmegelsky, los dos adolescentes buscados.

Si la autopsia confirma que los cuerpos son los de McLeod y Schmegelsky, quedará cerrada una persecución que mantuvo en vilo a Canadá y que llegó hasta la inhóspita región de Manitoba, en el centro del país, una zona pantanosa poblada por animales salvajes e insectos.

Bote de aluminio dañado que encontraron en la orilla del río Nelson mientras buscan a Kam McLeod y Bryer Schmeglsky. Foto: AFP/END

Expertos manifestaron que incluso con conocimientos de técnicas de supervivencia, las chances de sobrevivir en ese entorno durante tanto tiempo eran escasas. Decenas de policías con la ayuda de drones, helicópteros y hasta aviones del ejército con cámaras térmicas participaron de la búsqueda.

Los jóvenes, amigos desde la infancia, están formalmente acusados de matar sin premeditación a Leonard Dyck, un profesor de botánica de 64 años. Su cuerpo fue encontrado el 19 de julio en Columbia Británica, provincia de la costa oeste de Canadá.

Además, son sospechosos de haber causado la muerte de Lucas Fowler, un australiano de 23 años, y la estadounidense Chynna Deese, de 24 años. Sus cuerpos fueron encontrados el 15 de julio, al norte de Columbia Británica.

Los motivos de los asesinatos se desconocen.