• |
  • |
  • Edición Web

La policía dijo que un hombre que portaba un rifle y llevaba armadura corporal ingresó el jueves a una tienda de Walmart en el estado de Missouri, en el medio oeste de Estados Unidos, provocando pánico a raíz del tiroteo masivo en un Walmart de Texas esta semana.

La policía de Springfield dijo que un bombero fuera de servicio mantuvo al hombre a punta de pistola hasta que llegó la policía.

Mike Lucas, un portavoz policial dijo que la situación podría haber empeorado en un instante: "Ciertamente tenía la capacidad y el potencial de dañar a las personas".

La policía todavía está tratando de determinar el motivo para la acción. El incidente se produce pocos días después de dos tiroteos masivos en Estados Unidos: uno en una tienda Walmart en El Paso, Texas, que dejó 22 personas muertas y otro tiroteo en Dayton, Ohio, que mató a nueve.

Funcionarios de Walmart dijeron esta semana que el minorista no va a dejar de vender armas, aunque algunos defensores del control de armas lo están pidiendo.

"No ha habido cambios en la política", dijo el portavoz de Walmart, Randy Hargrove, y agregó que el minorista se ha centrado en cuidar a los clientes y empleados de la comunidad de El Paso. "Es horrible ... lo que sucedió".

En una nota para los empleados de la tienda, el CEO de Walmart, Doug McMillon, dijo que el minorista será "atento y deliberado" en sus respuestas.