• Pekín, China |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno chino afirmó este lunes que había "signos incipientes de terrorismo" en las manifestaciones violentas a favor de la democracia en Hong Kong.

"Los manifestantes radicales de Hong Kong recurrieron en varias ocasiones a objetos extremadamente peligrosos para atacar a los policías, lo que constituye un crimen grave y revela signos incipientes de terrorismo", declaró en Pekín el portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang.

Yang, quien la semana pasada había advertido que "quien juega con fuego muere quemado", aseveró que una "minoría minúscula" es un "grave desafío a la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong".

El funcionario denunció que manifestantes han lanzado cócteles molotov a la policía.

Yang emitió esas declaraciones tras el décimo fin de semana de manifestaciones en la excolonia británica, donde miles de manifestantes desafían a la policía en las calles y muchos los enfrentan lanzándoles objetos, en tanto que los agentes les responden con descargas de gases lacrimógenos.

Los manifestantes exigen la renuncia de Carrie Lam, la jefa del gobierno local, cercana a Pekín y que su sucesor sea electo por sufragio universal directo, y no designado por Pekín, como ocurre en la actualidad.

El movimiento también reclama una investigación sobre la violencia policial, después de que se produjeran confrontaciones violentas en las manifestaciones y hubiera centenares de detenidos.