• Santiago, Chile |
  • |
  • |
  • Edición Web

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina creció 13,2% en 2018, respecto al año anterior, revirtiendo cinco años de caídas y con Brasil y México cómo motores de un avance que se desvanecería el próximo año, informó este miércoles en Santiago la Cepal.

A contramano de la tendencia mundial, la IED sumó 184.287 millones de dólares, mostró una gran heterogeneidad entre los países de la región y tuvo a Brasil y México cómo grandes impulsores de la expansión.

A nivel general, el avance regional de la IED se explica por el aumento "de la reinversión de utilidades y de los préstamos entre compañías", y "no se fundamentó en el ingreso de aportes de capital, que sería la fuente más representativa del renovado interés de las empresas por instalarse en los países de la región", dijo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su informe.

"La mayor parte del crecimiento de la IED en 2018 se explica por las mayores inversiones en Brasil (88.319 millones de dólares, 48% del total regional) y México (36.871 millones de dólares, 20% del total", agrega el informe del organismo de las Naciones Unidas, con sede en Santiago.

Argentina recibió 11.873 millones de dólares de IED, 3,1% por encima del año anterior, mientras que Colombia se ubicó cuarta con USD 11.352 millones, pese a registrar una caída de 18% en relación a 2017.

Pese a la expansión "preocupa que el aporte de capital, que es el más importante a la larga, que cayó 20% entre 2017 y 2018", advirtió en rueda de prensa Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, que recordó que los prestamos entre compañías son "el componente más volátil" a la hora de medir la inversión.

La mayor parte del capital que ingresó a la región provino de Europa y Estados Unidos, que concentra sus inversiones en México y Centroamérica. Mientras que China -principal socio comercial de varios países del Cono Sur- "perdió participación en las fusiones y adquisiciones en América Latina y el Caribe", agregó el organismo.

Derrumbe de la IED en 2019

Las perspectivas sobre flujos de inversión para la región en 2019 "no son alentadoras", advierte la Cepal que prevé una caída en las entadas de IED de hasta un 5%.

"Estamos ante una coyuntura internacional compleja que no está favoreciendo la IED hacia nuestras regiones" y "las proyecciones en nuestra región de crecimiento no son muy positivas, así que no nos hace muy atractivos", señaló Bárcena.

A fines de julio, Cepal pronosticó que América Latina y el Caribe crecerán 0,5% en promedio este año.

Las turbulencias globales cimentadas en el enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China, sumada a la creciente protección de activos desde los países desarrollados traen malas noticias, en especial a Brasil.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Archivo/END

La caída de la IED "se va a concentrar en Brasil, nuestra estimación es puede caer un 15% la IED (...) y por otro lado tendrá un pequeño incremento en México entorno a 2,5%", aseguró Bárcena.

El avance de México, pese a las crecientes tensiones comerciales que vive el país latinoamericano con su vecino Estados Unidos, se cimentará en la creciente relocalización de empresas multinacionales en especial en el área de tecnología media.

Argentina, la gran incógnita

En 2018, Argentina se ubicó detrás de Brasil y México como captadores de IED, pero el próximo año el panorama es negativo.

"Argentina es una incógnita, creo que para todos", soltó Bárcena.

La funcionaria confesó el desconcierto que genera el país en cuanto a proyecciones de su economía a futuro, sobre todo después del duro golpe que sufrió el presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias que el domingo pasado dieron amplia ventaja al peronista de centro-izquierda Alberto Fernández.

"Con las cifras antes del domingo estimamos que podía caer el 10%, ahora no sabemos que podría pasar", concluyó la jerarca de Cepal.