• Quito, Ecuador |
  • |
  • |
  • AFP

Ecuador incineró el miércoles alrededor de 2,6 toneladas de cocaína que fueran incautadas en diversos operativos contra el narcotráfico, según autoridades.

El cargamento de droga fue destruido en un horno industrial de la población de Cayambe, en el norte andino.

El coronel Patricio Yánez, delegado de la unidad policial de Antinarcóticos, señaló que las 2,6 toneladas de cocaína, incineradas a unos 1.000 grados centígrados de temperatura, podrían haber generado 143 millones de dólares en el mercado de Estados Unidos.

El oficial añadió que Ecuador había decomisado cerca de 52 toneladas de drogas entre enero y agosto de 2019, y detenido a unas 6.000 personas por delitos de narcotráfico.

El subsecretario (viceministro) de Seguridad Ciudadana, Diego Tipán, quien verificó el proceso de destrucción, apuntó que un 80% de la droga confiscada en el país en ese período ya ha sido incinerado.

En Ecuador, utilizado como centro de almacenamiento y de tránsito de estupefacientes hacia México, Estados Unidos y Europa, se ha incautado alrededor de 100 toneladas de drogas desde 2017, frente al récord de 110 toneladas en 2016.

Asimismo, en la tarde de este miércoles más de una tonelada de cocaína proveniente de Ecuador fue incautada en el noroeste de Francia, por un valor estimado en 74 millones de euros en el mercado ilegal de reventa, lo que representa la incautación "más importante" del año, anunciaron el miércoles las autoridades.

La droga fue descubierta la madrugada del martes en Le Havre (noroeste) en un cargamento de cogollos de palmitos procedente de Ecuador, precisó el ministerio francés de Cuentas Públicas.

En mitad del cargamento los agentes descubrieron "15 fardos de tela de yute que contenían la droga y que habían sido introducidos clandestinamente", en total "1.066,5 kilos de cocaína".