• Washington, EEUU |
  • |
  • |
  • AFP

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, advirtió a China no generar una "nueva" Tiananmen con su respuesta a las protestas prodemocracia en Hong Kong, en alusión a la sangrienta represión de manifestantes en esa plaza de Pekín hace 30 años.

"Los chinos tienen que mirar con mucho cuidado los pasos que toman porque la gente en Estados Unidos recuerda la Plaza Tiananmen, recuerdan la imagen del hombre parado frente a la fila de tanques", dijo Bolton en una entrevista con VOA News publicada el jueves.

Las fuerzas chinas aplastaron brutalmente las protestas en favor de la democracia en la Plaza de Tiananmen de Pekín en 1989, una represión que quedó inmortalizada en la imagen de un hombre desarmado frente a los tanques.

"Sería un gran error crear un nuevo recuerdo como ese en Hong Kong", dijo Bolton.

Hong Kong, una excolonia británica que pasó a manos de China en 1997, atraviesa su peor crisis política desde entonces, con millones de personas protestando en las calles desde principios de junio para exigir mayores libertades, lo cual ha generado temores de una intervención directa de Pekín.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que una reunión entre el líder chino Xi Jinping y los activistas prodemocracia de Hong Kong podría llevar a un final "feliz" de las protestas.

CHINA ACTÚA

China concentraba este jueves fuerzas en Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong, en medio de la escalada de la crisis por las manifestaciones prodemocracia en la que Donald Trump espera que Pekín actúe con "humanidad" por el bien de las negociaciones comerciales entre las dos potencias.

Protestantes en Hong Kong. AFP/END

Pekín "no se quedará cruzada de brazos" si la situación "empeora" y tiene "suficientes medios y suficiente poder para reprimir los disturbios rápidamente", afirmó este jueves el embajador chino en Londres, Liu Xiaoming.

China, que denunció el miércoles las agresiones "de tipo terrorista" contra sus habitantes en los enfrentamientos la víspera en Hong Kong, concentró fuerzas pertenecientes a la policía militar en el estadio de Shenzhen, constató un periodista de la AFP. Los hombres concentrados estaban rodeados de camiones y blindados de transporte de tropas.