•  |
  •  |
  • AFP

Los países miembros del acuerdo de cooperación energética Petrocaribe acordaron ampliar la infraestructura de distribución de hidrocarburos en la región y reforzar la inversión en generación de electricidad, informó el ministro venezolano Rafael Ramírez. "El mejoramiento de la logística para distribución de crudo en la región ha llevado a un aumento de los suministros", expresó Ramírez, quien también comentó que se acordó ampliar y construir nuevas refinerías en puntos estratégicos del Caribe.

En tal sentido indicó que se ampliará la refinería cubana de Cienfuegos y se construirá una nueva refinería en Cuba, en Matanzas. En Nicaragua se ampliará la refinería existente para que pueda procesar hasta 150.000 barriles diarios, será culminado un nuevo centro de refinación en 2010 en la isla de Dominica y otro en Haití, dijo Ramírez al referirse a los acuerdos alcanzados en la cumbre, que esperaban ser ratificados por los presidentes.

"Los países miembros identificaron que era importante atender la generación de energía eléctrica, ampliar la capacidad", informó Ramírez. En este aspecto se destinarán nuevas inversiones de Petrocaribe a la construcción de plantas de producción de electricidad y fabricación de grupos electrógenenos. "En Haití una nueva planta eléctrica con una inversión de 74 millones de dólares cubrirá el 17% de la demanda", informó Ramírez.

Señaló que los países coinciden en la conveniencia para todos del mecanismo de cancelación de facturas por provisión de hidrocarburos y dijo que se estudian variantes de pago como las que rigen con Cuba y Nicaragua, que cancelan sus deudas de crudo con bienes y servicios. En ese sentido, República Dominicana ofreció un intercambio con alimentos, en tanto se analizan ofertas de otros países.

Asimismo, Ramírez informó que los miembros del grupo acordaron establecer una sede administrativa de Petrocaribe en Caracas, con un presupuesto para una secretaría ejecutiva y con un representante enviado por cada país.

Chávez: Venezuela puede sostener provisión de hidrocarburos
En su arribo a la reunión, el presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró que a pesar de la crisis económica mundial Venezuela puede sostener la provisión de hidrocarburos acordada a los miembros de Petrocaribe y sostuvo que el esquema "será cada vez más sólido independientemente del precio del petróleo y de la situación internacional". "Si no fuese por Petrocaribe, la mayoría de los países del Caribe estarían hoy crujiendo, no tendrían cómo enfrentar esta tormenta mundial del capitalismo", señaló Chávez en referencia a la crisis financiera global.

La cumbre presidencial se inauguró con más de dos horas de demora, a la espera de la llegada de los mandatarios. El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, no había llegado cuando se inició la reunión. Raúl Castro, presidente de Cuba, el principal aliado venezolano en el Caribe, no asistió finalmente a la cumbre.

"Petrocaribe es un plataforma geopolítica y geoeconómica (...). Venezuela agradece a los países que creyeron en nosotros, en esta propuesta", expresó Chávez al inaugurar la cumbre. "No nos den las gracias, nos da vergüenza que nos agradezcan por esto. Es un compromiso que hemos asumido, estamos cumpliendo con una responsabilidad", continuó Chávez, en relación al suministro de petróleo a los países de la región.

La iniciativa venezolana, creada en 2005, permite a los países, según el alza que tenga el crudo en el mercado, pagar hasta un 60% del petróleo que compran con un financiamiento a 25 años, con un interés de 1% anual. En la última reunión convocada en julio de 2008 en Maracaibo, 500 km al oeste de Caracas, el alza récord del precio del petróleo concentró gran parte de las discusiones y llevó a Venezuela a una mayor flexibilización de los cobros del crudo y derivados. Venezuela vende por año a los miembros de Petrocaribe unos 200.000 barriles de crudo y derivados.

Por la implementación de este esquema, el Estado venezolano dejó de percibir hasta ahora 1,4 billones de dólares de las ventas financiadas en el marco de Petrocaribe, según un relevamiento del Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de Miami. La asociación con el grupo le permitió al pequeño Estado caribeño de San Cristóbal y Nieves recibir en 2008 unos 600 barriles diarios de petróleo de Venezuela en condiciones preferenciales.

En las reuniones de ayer, de ministros de Energía, se analizaron proyectos en las áreas de ahorro y uso eficiente de energía, petroquímicos, provisión de gas y la creación de mecanismos de control y auditoría, entre otros, informaron los organizadores. Se aguarda que buena parte de las discusiones de hoy se centren en el mejoramiento de la infraestructura regional de distribución de hidrocarburos con la construcción de nuevas refinerías, adelantaron los organizadores.

Sólo cuatro de los países integrantes de Petrocaribe tiene refinerías petroleras: República Dominicana, Jamaica, Cuba y Nicaragua. El resto de los países no recibe de Venezuela crudo sino productos refinados que resultan más caros (diesel, queroseno, gasolina, fueloil). Por ello la futura estrategia de suministro de Venezuela al Caribe se sustenta en tres puntos geográficos: uno ubicado en Cuba, el cual tiene conexión directa con Jamaica; otro ubicado en el eje Dominicana y Haití, y el tercer punto, en el Caribe Oriental, que aún está por determinarse.

Los siguientes países integran Petrocaribe: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Venezuela. La asociación, que el gobierno venezolano afirma apunta a hacer más equitativo el acceso a los recursos energéticos, se amplió este año con las incorporaciones de El Salvador, Costa Rica y Guatemala.

San Cristóbal y Nieves, país anfitrión en esta edición de Petrocaribe, es una ex colonia británica con un total de 45.000 habitantes en sus dos islas, y acaba de celebrar el año pasado sus 25 años de independencia de Gran Bretaña.