•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, anunció hoy la creación de una comisión que investigará "las irregularidades" supuestamente cometidas por el anterior gobierno derechista y la puesta en marcha de un riguroso plan de austeridad. "He decidido crear una comisión presidencial para la investigación de todas estas irregularidades, está comisión estará integrada por peritos, abogados, auditores que documentarán todos estos casos y después de su trabajo recomendarán las medidas pertinentes a adoptar", declaró Funes durante una rueda de prensa en la casa de gobierno.

La comisión será coordinada por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, e investigará la existencia de un número todavía no precisado de funcionarios "fantasmas" (que perciben salarios pero no trabajan), el uso de vehículos del Estado para fines particulares, el consumo irregular de combustible en el sector público y otras actividades ilícitas.

Como uno de los casos más "escandalosos" del "despilfarro" de recursos, Funes mencionó que en el Centro Nacional de Registros (CNR), operaban al menos 29 funcionarios fantasmas que serían personas supuestamente vinculadas a la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), que gobernó el país en los últimos 20 años. En el CNR algunos funcionarios fantasmas percibían hasta 3.418 dólares por mes y las erogaciones anuales por estas plazas alcanzaban los 700.000 dólares. Otro de los casos que mencionó es el de la Secretaría Nacional de la Familia, que gastó en una fiesta navideña casi 500.000 dólares.

"Este nuevo gobierno ha tomado la decisión de adoptar una política especial de austeridad presupuestaria de los recursos del ejercicio fiscal 2009", señaló el mandatario izquierdista, quien asumió el poder el 1 de junio. Con tal fin, Funes firmará un decreto que permita "generar ahorro".

Entre las medidas de ahorro mencionó realizar compras conjuntas en las instituciones del Estado; promover el reciclaje, limitar los gastos de representación, controlar el gasto de combustible y limitar el uso de los vehículos oficiales, entre otras. Durante el presente año, se suspenderá la compra de vehículos y se reducirán los gastos publicitarios., agregó.