• Bagdad, Irak |
  • |
  • |
  • Edición Web

La coalición internacional liderada por Estados Unidos que bombardea objetivos yihadistas en Irak anunció el viernes que se atendrá a una reciente orden del Primer Ministro iraquí de cesar todo vuelo sin haber obtenido una autorización explícita.

La coalición se muestra "inmediatamente conforme a toda orden recibida de sus socios iraquíes", señaló en un comunicado.

El jueves, la oficina del primer ministro Adel Abdel Mahdi anunció la anulación de las "autorizaciones especiales" para vuelos en su espacio aéreo, una excepción en la que se apoyaba desde 2014 la coalición internacional para bombardear al grupo Estado Islámico (EI).

"A partir de ahora, las autorizaciones provendrán exclusivamente del jefe de las Fuerzas Armadas", precisó la oficina del primer ministro iraquí.

Todo aparato que vuele sin autorización expresa "será considerado como hostil y tratado inmediatamente (como tal) por la defensa aérea".

La coalición indicó el viernes que varios de sus altos responsables se habían reunido con responsables de la defensa iraquí para implementar esta decisión, e insistió en que la coalición interviene en Irak "a petición y bajo la protección del gobierno iraquí".

El anuncio llega pocos días después de la misteriosa explosión de un depósito de armas del campo militar de Saqr, al sur de Bagdad, que dejó 29 heridos.

A finales de 2017, Irak anunció su victoria sobre el EI, que en 2014 se hizo en una operación relámpago con vastos territorios del país, entre ellos la ciudad clave de Mosul.

Pese a esto, la coalición había seguido llevando a cabo bombardeos de forma regular contra células durmientes de la organización yihadista.