• Teherán, Irán |
  • |
  • |
  • Edición Web

El buque iraní retenido por Gibraltar durante el último mes se está preparando para zarpar en cuanto sea liberado, indicó un alto responsable de la Autoridad marítima de Irán el viernes.

El "Grace 1" navegará con bandera iraní, en lugar de panameña, precisó Jalil Eslami, vicedirector de Puertos Iraníes y de la Organización Marítima.

Detenido el 4 de julio, las autoridades gibraltareñas sospechaban que el "Grace 1" transportaba 2,1 millones de barriles de petróleo iraní para entregar en Siria, país que se encuentra actualmente bajo embargo de la Unión Europea.

Tras el compromiso por escrito de las autoridades iraníes, el tribunal supremo del pequeño territorio habría suspendido la inmovilización del buque, incaron las autoridades del territorio británico del sur ubicado en el sur de España.

Por su parte, Irán desmintió el viernes haber dado garantías sobre el destino de su petrolero.

"Irán no ha dado ninguna garantía de que el 'Grace 1' no irá a Siria", aseguró el portavoz de la diplomacia iraní, Abas Musavi, en declaraciones a la cadena de televisión pública iraní IRIB. "El destino del petrolero no era Siria (...) e incluso si fuera el caso, no es asunto de nadie".

"Nuestro petrolero retenido ilegalmente ha sido liberado. Esta victoria, obtenida sin hacer concesiones, es el resultado de una #diplomacia_poderosa y de una fuerte voluntad de luchar por los derechos de la nación", aseguró en Twitter el portavoz gubernamental iraní, Ali Rabiei.

Cambio de nombre

"De acuerdo con la petición de su propietario, el 'Grace 1' zarpará al mar Mediterráneo tras haber cambiado de pabellón por el de la República Islámica de Irán y haber sido rebautizado 'Adrian Darya' para el viaje", explicó el vicedirector de Puertos Iraníes en declaraciones a la televisión nacional.

"El buque era de origen ruso y (...) transportaba dos millones de barriles de petróleo iraní", añadió el responsable sin precisar el destino final del petrolero.

Aunque los preparativos para su partida ya están en marcha, es "poco probable" que pueda hacerlo antes del domingo, indicó una fuente próxima al caso al diario Gibraltar Chronicle. Ese día llegarán para embarcar "seis marinos, entre ellos, un comandante", añadió la misma fuente.

La retención del petrolero por parte de Gibraltar y la marina británica provocó una importante crisis diplomática entre Teherán y Londres. Irán tomó medidas de represalia, reteniendo otros tres petroleros, entre ellos uno de bandera británica, el pasado 19 de julio.

Tensiones

El bloqueo del navío se produjo en un momento de tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos - aliado de Gran Bretaña- después de varios sabotajes y ataques a buques en el Golfo, así como la destrucción de un dron estadounidense por parte de Teherán.

Poco antes del anuncio de la liberación del "Grace 1", Estados Unidos solicitó que se prolongara su inmovilización. Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo de Gibraltar, Anthony Dudley, afirmó que no había recibido la demanda por escrito.

La "tentativa de piratería" estadounidense ha fracasado, celebró en Twitter el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif.

Pese a todo, nada impide a Estados Unidos lanzar una nueva petición judicial antes de que el barco abandone las aguas territoriales de Gibraltar.