• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Web

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, canceló este fin de semana una visita a la localidad fronteriza brasileña de Pacaraima debido a protestas por la llegada de más de 500 venezolanos cada día, que estarían colapsando sevicios sociales y generando tensión local.

Habitantes de Pacaraima cerraron sus tiendas el sábado y se manifestaron por las calles al grito de “Fuera los venezolanos”, “Pacaraima es nuestro”, “Fuera la ONU” y “Brasil para los brasileños”, informó Reuters.

Tras ser aconsejado por autoridades locales de que no viajara a la zona, Grandi pidió más ayuda humanitaria para los refugiados venezolanos que están escapando a los países vecinos.

El alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Filippo Grandi. AFP/END.

“Esta es realmente una de las peticiones humanitarias con más baja financiación en el mundo para una de las mayores crisis”, señaló Grandi

ACNUR calcula que unos 4.3 millones de venezolanos han huido de la inestabilidad económica y política que vive su país, sobre todo con destino a Colombia -donde hay 1.2 millones-, Perú, Chile y Ecuador. Unos 180,000 se han quedado en Brasil.

La ONU y varias ONGs pusieron en marcha una petición humanitaria de 770 millones de dólares a comienzos de año y han recibido menos de 180 millones, dijo Grandi en una entrevista telefónica tras visitar Chile y Brasil.

Instituciones financieras como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo están comprometidos, pero deben acelerar su asistencia para ayudar a mantener los sistemas de salud y educación, dijo el alto comisionado de Acnur.

“Protegemos a los más vulnerables, pero el resto debe ser realizado por actores mayores con más dinero, y no veo que eso esté pasando aún en ninguna parte de la región”, afirmó.

Grandi dijo que hay señales de una propagación del sentimiento antiinmigratorio en la región, reflejado en el aumento de las restricciones al movimiento de los venezolanos en los países andinos.