• Río de Janeiro, Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

Los gobernadores de los estados amazónicos de Brasil criticaron al gobierno de Jair Bolsonaro por posturas que llevaron a la suspensión de recursos de Noruega y Alemania para un fondo de preservación de la selva tropical.

El Consorcio Interestatal de Desarrollo Sostenido de la Amanazonía Legal, integrado por nueve de los 27 estados brasileños, informó en una nota divulgada el domingo por la noche que pretende "dialogar directamente" con los países financiadores del Fondo Amazonía, que aporta recursos para la prevención, la vigilancia y la conservación de la región amazónica.

"El bloque amazónico lamenta que las posiciones del gobierno brasileño hayan provocado la suspensión de recursos" del Fondo, indica la nota, que incrementa la polémica sobre los planes de Bolsonaro de autorizar actividades económicas, incluida la minería, en reservas indígenas y en áreas de protección ambiental.

"Estamos totalmente en contra de cualquier práctica ilegal de las actividades económicas en la región", señala el grupo, que agrega haber comunicado al gobierno brasileño y a las embajadas concernidas que "dialogará directamente con los países que financian el Fondo".

Proponen además que el Banco da Amazônia sea el "gestor financiero" del Fondo, en lugar del banco de fomento BNDES.

Noruega anunció el jueves el bloqueo de 133 millones de reales (33 millones de dólares) para programas del Fondo Amazonía, para el cual el país escandinavo aportó 93,5% de los 3.400 millones de reales (unos 850 millones de dólares) que esa estructura recibió entre 2008 y 2018. Alemania aportó 5,7% y la estatal brasileña Petrobras 0,5%.

Alemania había bloqueado el 10 de agosto 35 millones de euros (39,60 millones de dólares) de otros programas hasta que las cifras de la deforestación vuelvan a ser alentadoras.

Según datos oficiales, cuestionados sin embargo por el gobierno, la deforestación en la región amazónica se mantuvo hasta abril en los niveles de los últimos años, pero hace tres meses se disparó: 738,4 km2 en mayo (+34%), 931,7 km2 en junio (+90,7%) y 2.254,8 km2 en julio (+277,9%).

Bolsonaro respondió provocativamente a las medidas anunciadas por los dos países europeos, asegurando que en nada afectarían a brasil.

"¿Noruega no es ese país que mata ballenas, allá arriba en el Polo Norte? ¿Que también explota ahí petróleo? No es en absoluto un ejemplo para nosotros. Que guarden su dinero y ayuden a [la canciller] Angela Merkel a reforestar Alemania", declaró.