• Madrid, España |
  • |
  • |
  • AFP

Diez migrantes saltaron este martes al agua del barco humanitario de la oenegé española Proactiva Open Arms para intentar alcanzar la cercana costa italiana en Lampedusa, mientras Madrid dijo que propondrá una nueva solución ante la "emergencia humanitaria"

Un primer hombre se lanzó al mar al iniciarse la jornada del martes, indicó la oenegé en su cuenta de Twitter, donde publicó un video.

"Parece ser que [el migrante] ha sido desembarcado [en Lampedusa por los guardacostas italianos], pero no tenemos confirmación oficial", explicó una portavoz de Proactiva Open Arms.

Unas horas más tarde, "9 personas se han lanzado al agua intentando llegar a la desesperada a la costa de Lampedusa. (...) La situación está fuera de control", tuiteó la oenegé.

Estas nueves personas, algunas de las cuales no portaban chalecos salvavidas, pudieron ser recuperadas y se encontraban hacia las 12H00 (10H00 GMT) "a bordo de la barca de guardacostas italianas", según la portavoz.

Algunos de los migrantes socorridos en el Mediterráneo llevan 19 días a bordo del Open Arms, igualando el récord que marcaron los 32 migrantes rescatados por el SeaWatch3 y desembarcados finalmente en Malta el pasado enero.

Ante la negativa de Italia a permitir el desembarco de los migrantes del Open Arms en Lampedusa pese a un acuerdo entre seis países europeos para acogerlos, Madrid propuso finalmente el domingo que el barco navegara hasta Algeciras, en el extremo sur de España, algo que la oenegé consideró "absolutamente inviable".

El gobierno español lanzó como contraoferta un puerto en Baleares, más cercano pero de todas maneras a mil kilómetros de distancia de Lampedusa, una idea tildada de "completamente incomprensible" por Open Arms debido a necesitar tres días para alcanzar el archipiélago español.

AFP/END.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, afirmó este martes que su gobierno hará una nueva propuesta en las "próximas horas" para resolver esta "emergencia humanitaria", pero sin dar detalles.

Robles denunció la actitud del ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, que ha demostrado "que las vidas humanas no le importan nada".

"La firmeza es la única forma de evitar que Italia se convierta nuevamente en el campo de refugiados de Europa, como se demuestra nuevamente con el barco de la oenegé española de falsos enfermos y falsos menores", tuiteó Salvini.