• Naciones Unidas, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos llamó este martes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a prorrogar el embargo a la venta de armas a Irán, que concluye en un año, según el acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear de la república islámica denunciado por Washington.

"Estamos siguiendo muy de cerca las disposiciones del acuerdo, que expiran en octubre de 2020", declaró el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que viajó especialmente a Nueva York para participar de una reunión del Consejo sobre Medio Oriente.

"Se trata del embargo de la ONU sobre las armas y de la prohibición de viajes que afecta a Ghassem Soleimani, jefe de la Fuerza Qods", la rama encargada de las operaciones en el exterior de los Guardianes de la Revolución iraníes, agregó. Esta prohibición de viajes abarca a un total de 23 personas.

"El tiempo comienza a agotarse para prorrogar estas restricciones contra la capacidad de Irán de implementar su régimen de terror", advirtió Pompeo.

Las grandes potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido) firmaron en 2015 un acuerdo histórico con Irán, que se comprometió entonces a no dotarse del arma atómica y a que su programa nuclear tenga un carácter exclusivamente civil y pacífico.

A cambio, la comunidad internacional, en función de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad, que implementa el acuerdo, levantó lo esencial de las sanciones económicas y se comprometió a levantar el embargo a la venta de armas convencionales a fines de 2020 y de misiles balísticos con capacidad nuclear en 2023.

Tras la llegada de Donald Trump a la presidencia, en 2017, Estados Unidos se retiró el acuerdo y restableció las sanciones económicas.