• |
  • |
  • Edición Web

Las autoridades de México expresaron su preocupación tras el anuncio del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) de que pone fin al acuerdo judicial federal denominado "Acuerdo Flores", limitando el tiempo en que los menores inmigrantes pueden permanecer detenidos.

"El acuerdo de Flores, que data de hace décadas, está desfasado y no tiene en cuenta el cambio masivo de la inmigración hacia familias y menores de América Central", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La regla entrará en vigor en 60 días, según informaron el miércoles el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, y el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en comunicado.

Kevin K. McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional. Archivo/END

En la regla que será reemplazada, se limitaba a 20 días el periodo de detención de niñas, niños y adolescentes en centros migratorios en ese país.

Las autoridades mexicanas dijeron que estarán atentos a la implementación de esta medida y a los procesos judiciales que se pudieran desarrollar, y que junto con Grupos de Asesores sobre Derechos Civiles evaluarán las alternativas legales correspondientes.

A partir de que entre en vigor, las familias acompañadas por menores deberán permanecer en centros de detención mientras avanzan sus procesos migratorios, por lo que la detención de menores podría prolongarse por tiempo indefinido mientras son procesados.

El gobierno de México indicó que la Subsecretaría para América del Norte dará puntual seguimiento a las condiciones de esos centros y continuará brindando asistencia y protección a las familias mexicanas que sean detenidas bajo estas nuevas condiciones.

En entrevista televisiva, el exembajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, dijo que el presidente Donald Trump continuará con este tipo de medidas antimigrantes.

"Demuestra nuevamente que toda la política migratoria que está impulsando la administración es una política de miedo para castigar y así desincentivar la migración", dijo el diplomático.