• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos criticó el jueves la "escalada" de China en "sus esfuerzos de intimidación" en el mar de China meridional, en especial contra Vietnam.

China volvió a desplegar un buque de reconocimiento del gobierno, con escoltas armadas, en las aguas frente a Vietnam a principios de este mes, dijo Washington.

Hanói asegura que esas aguas son parte de su zona económica exclusiva (ZEE).

El movimiento puede reiniciar las disputas entre Pekín y Hanói por los derechos del mar de China meridional, muy rico en recursos. Otros países del sudeste asiático también reclamaron partes de esas aguas.

"Estados Unidos está muy preocupado porque China continúa su interferencia con las actividades de petróleo y gas de Vietnam en su zona económica exclusiva", dijo la portavoz del departamento de Estado, Morgan Ortagus.

También calificó el despliegue del buque de reconocimiento como "una escalada de Pekín en sus esfuerzos por intimidar a otros demandantes para que no desarrollen recursos en el mar de China meridional".

"Esto pone en tela de juicio el compromiso de China con la resolución pacífica de las disputas marítimas", agregó.

China considera que su presencia en el área es anterior a la de los otros países como Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunéi, y afirma su soberanía sobre algunas islas en disputa.

El mar de China meridional también alberga rutas de envío clave para el comercio marítimo mundial.

Estados Unidos, que sigue atrapado en una guerra comercial con Pekín, critica frecuentemente la militarización china de estas aguas ya que considera que es un modo de establecer su dominio.

Ortagus aseguró que "en las últimas semanas, China tomó una serie de medidas agresivas para interferir en las actividades económicas consolidadas" de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

ARCHIVO/END.

Estados Unidos consideró que estas acciones tratan de "coaccionar" a los países para que "rechacen las asociaciones con empresas extranjeras de petróleo y gas y trabajen solo con las empresas estatales chinas".

"Las acciones de China socavan la paz y la seguridad regionales, imponen costos económicos a los Estados del sudeste asiático y demuestran el desprecio de China por los derechos de los países a emprender actividades económicas en sus ZEE", dijo Ortagus, quien advirtió a China que no trate de interferir en los posibles acuerdos con empresas estadounidenses.

El martes, la Casa Blanca, a través de un tuit del asesor de seguridad nacional, John Bolton, acusó a China de usar "tácticas de intimidación". Bolton calificó esos esfuerzos de "perturbadores".