• Biarritz, Francia |
  • |
  • |
  • Edición Web

Donald Trump anunció este domingo la conclusión de un acuerdo comercial "de principio" entre Estados Unidos y Japón, esperando que el texto pueda ser redactado formalmente en ocasión de la Asamblea general de la ONU, en septiembre.

Es un acuerdo "muy grande" que cubre los sectores de la agricultura y del comercio digital, comentó ante la prensa el presidente estadounidense durante un encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en ocasión de la cumbre del G7 de Biarritz, Francia.

"Hemos llegado a un consenso tras intensas negociaciones", confirmó Abe, precisando que aún queda "un poco de trabajo" para formular el acuerdo.

Donald Trump y Shinzo Abe  / AFP  Donald Trump y Shinzo Abe mantienen una buena relación, pero el presidente estadounidense ha criticado en numerosas ocasiones el "enorme desequilibrio" comercial bilateral en beneficio de Japón, y ha llamado a buscar relaciones "más justas".

Tokio y Washington convinieron a finales de junio que pasarían a una velocidad superior en sus discusiones.

Los negociadores de ambos países, Toshimitsu Motegi y Robert Lighthizer, se pusieron de acuerdo en particular sobre una bajada de aranceles de Tokio sobre la ternera y el cerdo estadounidenses, según la televisión pública japonesa NHK y varios diarios nacionales.

Por su parte, Estados Unidos va a anular sus tarifas arancelarias sobre un número importante de productos industriales procedentes de Japón, pero en lo que concierne a los automóviles de fabricantes nipones serán mantenidos por el momento y serán discutidos en negociaciones posteriores, según NHK.

Para Tokio, sería una decepción relativa, ya que quiere evitar a toda costa gravámenes sobre los coches exportados a Estados Unidos.

Los líderes del G7, reunidos en el sur de Francia, acordaron "reforzar el diálogo y la coordinación con Rusia sobre las crisis actuales", pero estimaron que era "demasiado pronto" para reintegrarla en el grupo, indicó el domingo una fuente diplomática.

Los siete dirigentes del foro, que reúne entre otros al estadounidense Donald Trump, a la alemana Angela Merkel y al francés Emmanuel Macron, adoptaron esta posición común durante una cena el sábado en Biarritz (suroeste de Francia), indicó la misma fuente.

Rusia fue excluida de lo que era el G8 en 2014, tras anexionar la península ucraniana de Crimea, en el Mar Negro, lo que nunca fue reconocido por la comunidad internacional.