• |
  • |
  • AFP

Invitadas por Brigitte Macron, esposa del presidente francés Emmanuel Macron, las "primeras damas", esposas de los dirigentes de la cumbre del G7 de Biarritz, dedicaron parte de este domingo a descubrir la cultura vasca en el pintoresco pueblo de Ezpeleta, famoso por sus pimientos.

Seis esposas de jefes de Estado o de gobierno, entre ellas Melania Trump, asistieron a una demostración de pelota vasca a mano desnuda y a un recital de cantos vascos antes de reunirse con los habitantes y comerciantes en las calles de Ezpeleta, a unos 30 kilómetros de Biarritz, constató un fotógrafo de la AFP.

Después se desplazaron a Cambo-Les-Bains para presenciar una danza tradicional, antes de visitar el museo de Edmond Rostand, autor de la obre de teatro "Cyrano de Bergerac"

Primera dama estadounidense, Melania Trump

Para Brigitte Macron, el objetivo era hacer descubrir a sus invitadas "la cultura y patrimonio vascos" y las "iniciativas locales en materia de protección de los océanos", indicaron fuentes cercanas.

Además de Melania Trump, se encontraban presentes Aki Abe, cónyuge del japones Shinzo Abe, Cecilia Morel, esposa del presidente chileno Sebastián Piñera, Jenny Morrison, esposa del primer ministro australiano Scott Morrison, así como las mujeres de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, y de David Malpass, presidente del Banco Mundial (BM).

Incendios en Amazonía, principal tema en la cumbre

El lunes, las primeras damas asistirán desde la playa de Biarritz a demostraciones de surf y de ejercicios de salvataje marítimo. También se reunirán con asociaciones activistas en la protección de los océanos, uno de los temas de la cumbre.

Los líderes del G7 se pusieron de acuerdo para ayudar a los países afectados por los incendios en la Amazonía "lo más rápido posible", en una cumbre en Francia marcada por fracturas internas sobre la crisis nuclear iraní y la llegada sorpresiva del jefe de la diplomacia de Teherán. A las 14h13 locales (12H13 GMT) aterrizó en el aeropuerto de Biarritz (suroeste de Francia) un avión oficial iraní, en el que viajaba el ministro de Exteriores Mohamad Javad Zarif, concordaron París y Teherán.