• Teherán, Irán |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente iraní, Hasan Rohani, defendió el lunes la opción del diálogo para resolver la crisis en torno al programa nuclear de su país, en respuesta a las críticas del ala dura del régimen tras la visita sorpresa a Francia el domingo de su ministro de Exteriores, Mohamad Javad Zarif.

"Creo que debemos usar todos los instrumentos para servir los intereses nacionales", afirmó Rohani, en un discurso transmitido en directo por la televisión estatal.

"Si sé que voy a una reunión que puede conducir a la prosperidad de mi país y resolver los problemas de la gente, no lo dudo un instante", agregó.

Mohamad Javad Zarif. AFP/END.

El gobierno iraní se enfrenta a virulentas críticas tras la visita de Zarif, que fue invitado el domingo por el presidente francés, Emmanuel Macron, a Biarritz (sudoeste), donde se celebra una cumbre del G7.

Zarif se reunió con Macron y con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, así como con representantes de Alemania y Reino Unido, los otros dos países europeos que firmaron el acuerdo sobre el programa nuclear iraní en 2015.

Donald Trump. AFP/END.

Estados Unidos, otro de los signatarios, se retiró unilateralmente del acuerdo hace un año y su presidente Donald Trump lleva a cabo una política de presión máxima sobre Teherán, que replicó reanudando algunas de sus actividades nucleares.

El lunes, el diario ultraconservador Kayhan calificó de "desafortunado" el viaje del ministro a Francia, pues envía un "mensaje de debilidad y desesperación".

En cambio, del diario reformista Etemad considera la visita de Zarif como el "momento más prometedor" desde la retirada unilateral, hace 15 meses, de Washington del acuerdo nuclear.

"Dados los esfuerzos desplegados por Macron estos últimos meses, esperemos que las respuestas de Trump a las ideas de Macron fueron la razón principal del desplazamiento de Zarif (...) a Biarritz", escribió el diario.