• Biarritz, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el lunes que era "demasiado pronto" para reunirse con el canciller iraní, quien visitó por sorpresa la cumbre del G7 este fin de semana, pero insistió en que Washington no estaba buscando un cambio de régimen en Irán.

"Creo que es demasiado pronto para reunirse", dijo en rueda de prensa Trump, destacando que sabía de la visita del ministro de Exteriores Mohamad Javad Zarif para conversaciones informales.

"Sabía que iba a venir", explicó Trump acerca de la visita, que fue organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron, en un intento por desbloquear las negociaciones diplomáticas sobre el programa nuclear de Teherán.

Mohamad Javad Zarif, canciller de Irán. Archivo/END

"Estaba al corriente de todo lo que (Macron) estaba haciendo y lo aprobé", afirmó el presidente estadounidense, señalando que el dirigente francés había "pedido su aprobación".

El acuerdo nuclear de 2015, sellado tras arduas negociaciones entre las potencias occidentales e Irán, quedó en suspenso después de la abrupta retirada en 2018 de Estados Unidos, quien volvió a imponer duras sanciones a Teherán que están ahogando su economía.

El acuerdo sobre el programa nuclear iraní prevé un levantamiento gradual y condicional de las sanciones internacionales impuestas a Irán a cambio de la garantía de que Teherán no desarrolle armas atómicas.

El pacto fue alcanzado en Viena el 14 de julio de 2015 y Teherán se comprometió a reducir sus capacidades nucleares (centrifugadoras, reservas de uranio enriquecido...) durante varios años.

Macron lleva meses tratando de desactivar las tensiones entre ambos países y buscando formas de reabrir el diálogo. En ese sentido, se reunión con Zarif durante la cumbre.

Trump insistió en que Washington solo estaba interesado en detener las ambiciones nucleares de Teherán: "No estamos buscando un cambio de régimen. Ya veis cómo funciona eso (en otros países)", dijo. "Lo que queremos es muy simple... no nuclear".