• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

La decisión de Corea del Sur de poner fin a un programa de cooperación en inteligencia militar con Japón beneficiará a China y comprometerá la capacidad de Seúl y Tokio para responder ante futuras crisis con Corea del Norte, dijeron funcionarios estadounidenses el martes.

Seúl dijo la semana pasada que se retiraría del pacto tras una escalada de tensiones diplomáticas con Japón por la negativa de Tokio a pagar compensaciones económicas por el trabajo forzado al que sometieron a ciudadanos coreanos durante la ocupación japonesa de la península.

"No creo que Pekín esté disgustado sobre este resultado", dijo un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos a la prensa bajo condición de anonimato. "Hace que la posición de China en la región sea más fuerte, o al menos vuelve la estructura de la alianza menos amenazante", dijo.

El funcionario dijo que Pekín es un opositor de larga data a las alianzas de potencias como Japón o Corea del Sur con Estados Unidos, a las que tilda de vestigios de la guerra fría.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, manifestó más temprano su decepción por la postura de Corea del Sur.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, manifestó más temprano su decepción por la postura de Corea del Sur. Archivo/END

Estados Unidos ha mantenido un perfil diplomático bajo en este conflicto, argumentando que Seúl y Tokio, aliados de Washington, deben resolver sus diferencias entre ellos.

Es un diferendo que "realmente no tiene nada que ver con Estados Unidos", dijo el funcionario anónimo el martes.

Según él, el acuerdo de cooperación militar entre los dos países asiáticos seguirá vigente hasta el 22 de noviembre, y Washington espera que Seúl revierta la decisión de retirarse antes de esa fecha.

"Creo que llevará mucho trabajo conseguir que vuelvan", reconoció el funcionario.

Corea del Sur dijo que, de todos modos, compartiría inteligencia con Japón a través de Estados Unidos, pero otro funcionario estadounidense dijo que un arreglo de ese tipo resultaba inefectivo ante una Corea del Norte en posesión de armas nucleares.

El acuerdo tripartito para compartir información, que es anterior al pacto de cooperación entre Japón y Corea, firmado en 2016, "era engorroso (...) y prácticamente inútil en una crisis", dijo el funcionario.

Corea del Sur dijo que, de todos modos, compartiría inteligencia con Japón a través de Estados Unidos. AFP/END

En julio, el conflicto diplomático entre Corea del Sur y Japón sobre las compensaciones por trabajo forzado tuvo su primera consecuencia con la puesta en práctica por ambas partes de medidas que afectan el intercambio comercial entre los dos países.