• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

Estados Unidos se está preparando para abrir conversaciones directas con los rebeldes hutíes apoyados por Irán en un intento por poner fin a la guerra en Yemen, que se ha cobrado miles de vidas, informó The Wall Street Journal el miércoles.

La iniciativa significa la primera negociación directa entre Washington y los hutíes en más de cuatro años y se presenta tras una escalada de ataques de los rebeldes con drones y misiles hacia la vecina Arabia Saudita.

"Estados Unidos está buscando estimular a Arabia Saudita a tomar parte en conversaciones secretas en Omán con líderes hutíes en un esfuerzo para negociar un alto el fuego en Yemen", dijo The Wall Street Journal, citando fuentes anónimas que están familiarizadas con los planes.

Según ese diario, este acercamiento podría abrir el primer canal de relevancia entre la administración del presidente Donald Trump y los hutíes, en un momento en que crecen los temores de una guerra regional más amplia.

En 2015, el derrocamiento del gobierno a manos de los rebeldes hutíes provocó la intervención militar de Arabia Saudita en Yemen. Desde entonces, el conflicto solo se ha vuelto más complejo.

El equipo de negociadores de Estados Unidos estaría liderado por Christopher Henzel, un experimentado diplomático que en abril se convirtió en el primer embajador de la administración Trump en Yemen, dijo el diario.

Según ese diario, este acercamiento podría abrir el primer canal de relevancia entre la administración del presidente Donald Trump y los hutíes, en un momento en que crecen los temores de una guerra regional más amplia. Archivo/END

Durante el gobierno de Barack Obama, funcionarios estadounidenses mantuvieron breves conversaciones con los rebeldes en junio de 2015, tres meses después de que comenzara la intervención saudí, para convencerlos de presentarse en Ginebra y participar de una conferencia de paz auspiciada por la ONU.

Esas charlas no lograron resolver la crisis, que ha empujado al empobrecido país de la península arábiga al borde de la hambruna.

Según The Wall Street Journal, en Washington preocupa hace tiempo la posibilidad de que Arabia Saudita no esté realmente interesada en finalizar el conflicto y que funcionarios estadounidenses se reunirán con líderes saudíes para presionarlos a tomar una salida diplomática.

Esta semana, el hermano del príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán y viceministro de defensa, príncipe Khalid bin Salmán, llegó a Washington para reunirse con varios funcionarios estadounidenses.

Según The Wall Streer Journal, se reunirá con el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Desde que los rebeldes hutíes conquistaran la capital, Saná, en septiembre de 2014, y la mayor parte del territorio de Yemen, decenas de miles de personas han muerto y unos 3,3 millones se han desplazado.

Según la ONU, la guerra que asola Yemen ha provocado en este país la peor crisis humanitaria del mundo: 24,1 millones de personas, cerca de 80% de la población total, necesitan asistencia.