• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

El acuerdo que actualmente negocian Estados Unidos y los talibanes sobre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán debe garantizar que ese país no se convierta en "un santuario" para los extremistas, dijo el miércoles un general de alto rango de Estados Unidos.

"No estoy usando la palabra 'retirada' por ahora, digo que vamos a asegurarnos de que Afganistán no sea un santuario, y vamos a tratar de hacer un esfuerzo para llevar paz y estabilidad a Afganistán", afirmó el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Joseph Dunford, en una conferencia de prensa en el Pentágono.

Washington y los talibanes, en guerra desde hace 18 años, están negociando en Doha los últimos toques de un acuerdo histórico que prevé garantías de seguridad de parte de los talibanes a cambio de la retirada de una gran parte de las 13.000 efectivos estadounidenses desplegados en Afganistán.

El secretario de Defensa, Mark Esper, de pie junto a Dunford, también dijo que el acuerdo debe garantizar que Afganistán "ya no sea un refugio seguro para que terroristas ataquen a Estados Unidos".

Washington desplegó tropas en Afganistán después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, llevados a cabo por la red yihadista Al Qaida, que el antiguo régimen talibán acogía.

El secretario de Defensa, Mark Esper, de pie junto a Dunford, también dijo que el acuerdo debe garantizar que Afganistán "ya no sea un refugio seguro para que terroristas ataquen a Estados Unidos".AFP/END

Dunford también dijo que cualquier acuerdo sobre la partida de las tropas estadounidenses también debería conducir a un diálogo entre los talibanes y el gobierno afgano para un pacto de paz más amplio.

"Creo que cualquiera de nosotros que hemos servido allí sabemos desde hace tiempo que lo que se requerirá es un acuerdo de paz negociado", dijo.

Washington espera llegar a un acuerdo sobre la retirada de tropas para el 1 de septiembre, antes de las elecciones generales afganas que se realizarán ese mismo mes y de las elecciones presidenciales de Estados Unidos el año próximo.

Un acuerdo entre los talibanes y Estados Unidos se espera que tenga cuatro pilares: la retirada de las tropas extranjeras, un alto el fuego, garantías contra el terrorismo y diálogo intraafgano.

El eventual pacto se anunciará ante los medios de comunicación, así como a representantes de países vecinos como China y Rusia, y las Naciones Unidas, han dicho los talibanes.