• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el jueves que se retomaron los contactos con el gobierno de Noruega y con el gobierno interino de Juan Guaidó casi un mes después de que la delegación oficialista se retirara del proceso de diálogo auspiciado por el país europeo.

En una entrevista con la agencia de noticias del gobierno chino, Xinhua, Maduro dijo que “ha habido varias reuniones” con Noruega y que “se han retomado los contactos con los delegados de la oposición venezolana”.

“En los próximos días se darán buenas noticia del proceso de diálogo”, dijo el mandatorio en disputa a Xinhua.

La información fue replicada por la embajada del gobierno en disputa en China, uno de los principales aliados de Maduro en el exterior.

Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela. Archivo/END

El acercamiento no ha sido confirmado por los miembros del gobierno interino.

EEUU crea oficina externa para Venezuela

El Departamento de Estado anunció la creación de la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela (VAU, por sus siglas en inglés), que será liderada por el Encargado de Negocios, James Story.

La VAU es la oficina diplomática interina del gobierno estadounidense para Venezuela, y está localizada en la Embajada de EE.UU. en Bogotá, Colombia, indicó el comunicado.

"Ha sido establecida con el apoyo bipartidista del Congreso de Estados Unidos. Es la continuación de la misión de Estados Unidos para el gobierno legítimo de Venezuela y del pueblo venezolano", señaló el texto.

El comunicado del Departamento de Estado explicó además que dicha oficina "continuará trabajando por la restauración de la democracia y el orden constitucional" en Venezuela, así como en "la seguridad y bienestar del pueblo venezolano".

El gobierno estadounidense ha sido clave en ejercer presión internacional a favro del cambio en Venezuela, comenzando por el desconocimiento de las elecciones del 2018, en virtud de las cuales Nicolás Maduro ocupó un segundo mandato que la Casa Blanca cataloga de ilegítimo.

Su posición lidera a la de más de 50 naciones que apoyan al presidente encargado Juan Guaidó y a su agenda para la transición democrática.

"La VAU interactúa con el gobierno del presidente interino Juan Guaidó, con la democráticamente electa Asamblea Nacional, con la sociedad civil venezolana y con el pueblo de Venezuela", dijo el texto firmado por el secretario de Estado, Mike Pompeo.